Una enfermera de 26 años de edad, dijo en una entrevista al diario "The Dallas Morning News" que el hospital en el que había trabajado en Dallas y su empresa matriz le fallaron cuando contrajo Ébola mientras cuidaba a la primera persona de los EE.UU. diagnosticada con esta enfermedad mortal .

En la entrevista Nina Pham comentó al periódico que este lunes demandará al hospital Texas Health Resources en el condado de Dallas.

Pham aduce falta de capacitación y de equipo adecuado y violaciones de la privacidad por parte del nosocomio que "tuvo negligencia corporativa haciéndola una víctima de la falta de preparación de un sistema hospitalario para enfrentar una crisis médica conocida e inminente."

La enfermera también dijo que el Texas Health Resources fue negligente porque no desarrolló políticas ni capacitó a su personal para tratar a pacientes infectados de ébola y que ese centro asistencial no tenía equipo de protección adecuado para ninguna de las personas que estaba cerca de Thomas Eric Duncan, el paciente infectado que murió y que se convirtió en la primera persona de los EE.UU.

diagnosticada con la enfermedad derivada del brote en el África occidental. Duncan, que contrajo la enfermedad en una visita a su Liberia natal, falleció el otoño pasado, sólo unos días antes de que a Pham le diera positivo la afección.

Mientras tanto, y de acuerdo con lo informado por el diario, Wendell Watson, portavoz del nosocomio, se negó a dar detalles específicos sobre los alegatos de Pham, y sólo comentó que "Nina Pham había servido valientemente al Texas Health Dallas durante un tiempo muy difícil. La seguimos apoyando y deseamos lo mejor para ella. Somos optimistas de que el diálogo constructivo puede resolver este asunto", dijo Watson.

Pham, por su parte, en su reclamo preguntará y alegará por daños no especificados por el dolor físico y la angustia mental, gastos médicos y la pérdida de ganancias futuras.

Vídeos destacados del día

Y aseguró que lo que ella quiere es "hacer que los hospitales y grandes empresas se den cuenta de que las enfermeras y trabajadores de la salud, especialmente la gente de primera línea, son importantes".