Según el antropólogo Vaughn Bryant, de la Universidad de Texas, los besos surgieron como evolución del saludo del hombre primitivo. En aquellos tiempos, saludarse consistía en acercar las narices y olerse, para averiguar información sobre la otra persona (como #Salud o estatus).

Los esquimales, en la actualidad, siguen haciendo un "roce de nariz" como gesto de cortesía al encontrarse.  

Pero la "ciencia de besar" ha evolucionado tanto que tiene su propia especialización, la filematología. Esta se encarga, principalmente, de estudiar cómo reacciona nuestro cuerpo cuando besa o es besado.

Además, también estudia la historia de los besos, y otras curiosidades, como las que te contamos a continuación: #Parejas

  • Cuando dos personas se besan, intercambian entre 10 millones y 1 billón de bacterias...
  • ...pero besar es bueno para los dientes. La ansiedad de anticiparse a un beso hace que en nuestra boca se genere más saliva de lo habitual, lo que da a los dientes un "baño anti placa". 
  • Dos tercios de las personas inclinan su cabeza hacia la derecha cuando besan. Los estudiosos de la filematología creen que esta preferencia comienza en el vientre materno. 
  • Los especialistas también dicen que es posible determinar si una persona fue amamantada o alimentada por biberón, sólo observando la manera en la que besa. De hecho, el acto de besar es casi idéntico a la manera en la que los bebés succionan para alimentarse. 
  • El famoso "beso francés" comenzó a llamarse así en el idioma inglés alrededor de 1923, como un insulto a la cultura de Francia. Por aquellos tiempos, se consideraba que los ciudadanos de ese país estaban "demasiado preocupados" por el sexo...
  • ...Los franceses, en cambio, lo llama "beso de lengua". Pero también "beso de alma", ya que consideran que, al besarse así, las almas se entremezclan. 
  • Un beso apasionado quema 6.4 calorías por minuto. Una cucharada de dulce leche contiene 32 calorías. Para qemarlas, harían falta unos 6 minutos de caminata... ¡O 5 de besarse con ganas!
  • El "beso francés" involucra alrededor de 34 músculos de la cara. De todos ellos, el más importante es el músculo orbicular de la boca, ya que es el encargado de darle forma a los labios durante la acción de besar. Por eso, también se lo conoce vulgarmente como el "músculo besador". 
  • Los chimpancés "comunes" besan con la boca abierta, pero sin lengua. Sin embargo, los bonobos, una clase de chimpancés que se caracteriza por su cultura matriacal e igualitaria y por el papel preponderante de la actividad sexual en su sociedad, sí besan utilizando su lengua. Son los simios más similares en cuanto ADN a los humanos. 
  • Besarse en el cierre de una boda tiene su origen en lla antigua cultura romana, donde se sellaban los contratos con un beso.