En el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba, se tratará en el día de mañana uno de los proyectos más importante de los últimos tiempos. El aumento del 37 por ciento en el boleto del transporte urbano de pasajeros. La tarifa, que lleva 5 meses sin modificarse- cuando se eliminó el subsidio al usuario subió un 10 por ciento-, implicará un salto de 9.15 pesos actuales a 12.55 pesos.

El presidente del bloque Juntos por Córdoba, Lucas Cavallo, se refirió al respecto y anticipó que acompañaran “una medida que no gusta, pero que es necesaria” y además agregó que de no ocurrir esto, la Municipalidad será objeto de juicios millonarios como ya ocurrió en tiempos pasados.

Anuncios
Anuncios

En relación a si el valor del boleto, ya de por sí, es elevado o no, el edil cordobés argumentó que: “Si se tiene en cuenta que estamos en una de las ciudades más grande del país y del mundo esto: no es así. Ya que históricamente el precio rondaba entre 80 y 90 centavos de dolar. En el resto del mundo cuesta hasta un dólar mínimo. Lamentablemente el aumento de costos no es culpa nuestra ni del Intendente Ramón Mestre".

Argumentando que la Municipalidad eliminó por completo los subsidios a las empresas, el edil explicó que para una persona que viaja una vez por día, ida y vuelta “el aumento significa 136 pesos”. A su vez remarcó que no había salida alguna ya que se aumenta o se subsidia.

“Hay problemas en algunas líneas por motivos que tienen que ver con la infraestructura de la ciudad. Pero trabajamos para mejorarlo fuertemente.

Anuncios

Como también para mejorar el cumplimiento del contrato. Cuando no cumplen y lo detectamos, las empresas, son multadas. Por otra parte no podemos comparar el servicio que teníamos en el año 2011 con el actual. Ahora recorre mas kms y en unidades nuevas. El pasaje aumentó en 300 cortes más por día”, cerró Cavallo en relación a las críticas por parte de la oposición.

La oposición en contra

El concejal del bloque ADN, Santiago Gómez, manifestó que la posición de su partido estará en contra del proyecto impulsado por el oficialismo. El edil opositor aumentó que “se paga por un servicio caro, que en realidad no está a la altura de lo que plantean los pliegos”.

“Las empresas ocultan sus números, no respetan las frecuencias, no poseen unidades con rampas para discapacitados siendo que es una obligación por parte de estas. A su vez Ersa se está quedando con todo control del servicio”, agregó Gómez.

Por su parte, quienes también anticiparon que votarán en contra serán los concejales de: Unión por Córdoba, Fuerza de la Gente y el Frente Federal de Acción Solidaria. #Política #Política Córdoba #Inflación y Precios