Nadie hubiera imaginado hace tan sólo cinco años que el humilde equipo del nordeste italiano viviría este presente tan mágico, sobre todo si se tiene en cuenta que pertenece a un pueblo de poco más de 65.000 habitantes. Es que, desde que en la temporada 2009/2010 consiguió ascender desde la Serie D -quinta categoría italiana- a la Lega Pro Seconda Divisione, nunca se conformó y siempre fue por más.

En la temporada 2010/2011, la squadra consiguió el título más importante de su historia -hasta ayer- y ascendió a la Lega Pro Prima Divisione. En la siguiente, la 2011/2011, estuvieron a punto de hacer 'tres de tres', pero se quedaron con las ganas de otra escalada, tras caer en el playoff final. Aunque es cierta esa frase de que 'el #Fútbol siempre da revancha', ya que en la estación 2012/2013 volvió a conseguir el tercer puesto, accedió a la final de los playoffs y esta vez sí pudo llegar hasta la Serie B al ganar el duelo decisivo.

Tras un año de afianzamiento en mitad de tabla, y fiel a su espíritu conquistador, Carpi F.C. se propuso llegar a la cima. Es así que, en la actual temporada 2014/2015 ha conseguido lo impensado, lo que cualquier club de cualquier liga humilde del mundo desearía: jugar en la máxima categoría.

El ansiado ascenso a la Serie A se hizo realidad por primera vez en su historia, aún faltando cuatro fechas por disputarse. El conjunto bianco-rosso le sacó 12 puntos de diferencia al Bologna -en sus duelos directos ganó Carpi- tras sumar 75 unidades. Cabe recordar que sólo ascienden los dos primeros y al perder Vicenza (62), la diferencia de puntos y los cruces entre ambos (0-0/3-0) hizo inevitable el ascenso del equipo entrenado por Fabrizio Castori.

En cuanto a lo que fue la 38ª jornada de la Serie B, Carpi visitó al Bari y consiguió un 0-0 que le sirvió para lograr el objetivo más preciado; la próxima temporada se codeará con los 'peso pesado' de Italia. No habrá que olvidar que durante casi toda la temporada se mantuvieron en lo alto de la tabla de posiciones, comandados en su ataque por el nigeriano Jerry Uche Mbakogu. El africano no sólo es el mejor jugador del equipo, sino que también es el goleador del mismo, con 14 anotaciones.

¿Qué pensará ahora el presidente de la Lazio, Claudio Lotito? Hace un par de meses atrás había dicho en charla con el presidente de la Serie B, Andrea Abodi: "Si me subes al Carpi, si me traes a la Serie A a los clubes que no valen una m..., en dos o tres años no tendremos ni una lira y la Serie A será una m...". #Europa

Es bueno marcar que el estadio 'Sandro Cabassi', no tiene capacidad ni para 5.000 espectadores, algo que será una cuestión a analizar, de cara a lo que viene. Pero más allá de eso, una vez más, el fútbol triunfa sobre cualquier tipo de pronóstico. Hace cinco años, la historia era otra para el equipo de la región de la Emilia-Romaña. Ahoa nos permite soñar que, los equipos humildes que hacen bien las cosas, también pueden codearse con los poderosos.