Finalizada la fase de grupos de la #Copa América en Chile, la Selección #Argentina cumplió el primer objetivo de liderar el grupo B y clasificarse a cuartos de final, pero durante la primera ronda hubo un factor preponderante que preocupó a Martino: el escaso promedio de gol.

La Selección del "Tata" anotó un total de 4 goles en sus primeras tres presentaciones del certamen continental (2 ante Paraguay y 1 gol en cada partido restante, vs. Uruguay y Jamaica). Si bien la preocupación del DT argentino pasa por la efectividad y no tanto por el rendimiento, es evidente que la falencia a corregir, para Martino, es la de anotar en el marcador.

Anuncios
Anuncios

Con más 200 goles durante la última temporada, la Selección Argentina llegó a este torneo continental como el más goleador. Messi, en 58 oportunidades y el resto de la delantera con 159 anotaciones, llegaron a Chile de manera entonada pero hasta el momento no lo plasmaron en los cotejos afrontados.

Selecciones como las de Brasil, Colombia y Uruguay llegaron con un promedio de gol inferior al de la "albiceleste", e incluso tampoco pudieron demostrar una supremacía en la contundencia. Sí, en cambio, lo hizo el seleccionado de Chile, que en esta primera fase regular fue el más anotador con 10 tantos.

La Selección Argentina cosechó un 12% de efectividad respecto de las 33 ocasiones de riesgo generadas (18 fueron al arco), marcando apenas 4 goles en esta primera etapa del torneo.

Anuncios

Suficientes para clasificar en la cima del grupo pero escasos, de cara a la fase eliminatoria entrante.

Sin embargo, la baja cantidad de goles fue una característica predominante en la primera rueda de la Copa América, ya que tuvo un promedio de 2.22 goles por partido, con 40 tantos en 18 encuentros. Tal es así que la selección de Pekerman fue un claro ejemplo de la ineficacia, habiendo clasificado como mejor tercero para enfrentar a la Argentina en cuartos de final, sólo con 1 gol a favor.

Estadísticas pobres y desilusionantes, en cuanto a la concreción de las oportunidades de gol, fueron las que demostraron los equipos más trascendentes, a pesar de contar con jugadores de elite en las mejores ligas del mundo.

Pese a su pequeño promedio, la Selección del "Tata" se ubica en la mitad de la tabla con Brasil, mientras que Chile lidera el porcentaje de la efectividad con un 26% de anotaciones respecto de sus situaciones ocasionadas. De cerca lo sigue Bolivia, la sorpresa del campeonato, con un 23% y la selección con el peor promedio de gol es justamente Colombia, peligroso rival de Argentina, con apenas un 4%. 

Messi fue el jugador del certamen (en la fase de grupos) que más veces pateó al arco (17 remates), de los cuales pudo convertir sólo 1 gol -de penal- ante Paraguay, en el partido debut de la Selección Argentina.   #Fútbol