El fortín que dirige Miguel Ángel Russo, fue uno de los pocos equipos que logró con un grupo de juveniles y otros pocos jugadores de experiencia un puntaje mediano en la tabla de posiciones del torneo argentino. Quedará en su técnico y su plantel demostrar si en los siguientes encuentros podrán establecerse como candidatos para pelearle a los de arriba.

Vélez Sarsfield alcanzó los 18 puntos, habiendo ganado 5 partidos, igualando en 3 oportunidades, y perdiendo 7 veces, sin diferencia de goles, ya que tuvieron 17 convertidos y los mismos recibidos en su valla.

El equipo del fortín, dirigido técnicamente por Miguel Ángel Russo, comenzó el torneo argentino, Julio Grondona, con una victoria ante los marplatenses de Aldosivi por 2 a 0; volvió a ganar frente a los misioneros de Crucero del Norte por 2 a 1; más tarde, empataron en Rosario sin goles; en la cuarta fecha volvieron a igualar, ésta vez por 1 a 1 ante Sarmiento, el verde de Junín; y cerraron el primer tercio de los partidos disputados con una derrota ante el cervecero Quilmes de Julio César Falcioni.

En los siguientes encuentros del campeonato, Vélez Sarsfield, perdió por 2 a 1 ante el pirata cordobés, Belgrano; continuaron las caídas en Santa Fe, frente a Unión por 1 a 0; retomaron las victorias con un 2 a 1 ante Arsenal de Sarandí; empataron 2 a 2 ante el Tomba mendocino, Godoy Cruz; y cerraron los dos tercios de los partidos disputados con una caída por 1 a 0 frente al lobo platense, Gimnasia y Esgrima.

Mientras que en los últimos partidos, los de Miguel Ángel Russo perdieron por la mínima diferencia frente a San Lorenzo de Almagro; luego volvió a caer también por 1 a 0 ante el bicho de la Paternal, Argentinos Juniors; posteriormente, le ganaron al taladro de Matías Almeyda, por 3 a 1; otra victoria más los consolido al ganarle 2 a 0 a Boca Juniors; pero cerraron los partidos disputados con una caída ante Racing Club por 3 a 1 en el cilindro de Avellaneda.

Los equipos que le queda enfrentar a Vélez Sarsfield son el duro Tigre de Gustavo Alfaro; Rosario Central del “Chacho” Coudet; Olimpo de Bahía Blanca; Temperley; Atlético Rafaela; Colón de Santa Fe; y Defensa y Justicia de Florencio Varela.

Y finalmente, los últimos rivales del equipo dirigido por Miguel Ángel Russo serán San Martín de San Juan; Tigre, al que la Asociación del #Fútbol Argentino dispuso como clásico rival; Estudiantes de La Plata, el león dirigido por Gabriel Milito; Huracán de Parque Patricios; Nueva Chicago, el último de la tabla de posiciones; Lanús, el granate del sur de la provincia de Buenos Aires que dirigen los mellizos, Gustavo y Guillermo, Barros Schelotto; River Plate, los millonarios de Núñez; e Independiente, el rojo de Avellaneda, en la última fecha de la competición #Argentina.