"Me había quedado con la misma espina desde el semestre pasado de vestir la camiseta de River, el más grande". Con estas palabras, Nicolás Bertolo empezó a confirmar su pronta llegada al club de Núñez, que en este mercado de pases podrá incorporar solo a dos jugadores, como lo marca la regla.

El mediocampista, que arrancó su carrera en el máximo Rival del Millo, Boca, tuvo ofertas por parte tanto de La Banda como de San Lorenzo, pero se terminó inclinando por los primeros, aunque le agradeció "a San Lorenzo, a su presidente, a Marcelo Tinelli y a Bauza" por la oportunidad, pero a la vez confirmó que ya tenía su decisión tomada.

Como había confirmado el presidente de la institución con más títulos nacionales del país, Rodolfo D'onofrio, en la previa del partido que Argentina y Paraguay empataron 2 a 2, el acuerdo con Bertolo y Banfield ya está confirmado y restan detalles para que el actual jugador del Taladro pise el pasto del Monumental, que la próxima temporada tendrá también la figura de Tabaré Viudez, el uruguayo que codiciaba Marcelo Gallardo desde su arribo al banco rojiblanco.

A sus 28 años, Bertolo jugará en su séptimo club, tras sus inicios en Boca y pasos por Nacional de Uruguay, Banfield, Palermo de Italia, Real Zaragoza de España y Cruz Azul de México, en los cuales cosechó cinco títulos - cuatro con el Xeneize - y marcó, jugados 247 partidos, 37 goles, lo que le da un promedio de 0,15 por ciento de efectividad.

El mediocampista, que no olvida sus inicios en el club de la Ribera, reconoció que los insultos no tardarían en llegar, pero dejó en claro que él es grande y que toma "las decisiones para él" y no le presta atención a lo que le pueda llegar a decir la gente: "No les doy importancia". Por otra parte le agradeció a la dirigencia de Banfield que lo dejen negociar con River, tras la negativa de estos de soltarlo en febrero. A cerca de esto, dijo: "Si llegaba una oferta en junio iban a ser más flexibles, me prometieron".

River regresará a los trabajos en la reserva de Los Cardales, el próximo lunes, de cara al 3 de julio cuando comenzará su temporada contra Rosario Central por la Copa Argentina, sabiendo además que el 8, ante Tigre, jugarán el partido postergado de la fecha 13.

De prosperar el pedido de la dirigencia Millonaria, los partidos contra Guaraní de Paraguay por las semifinales de la Copa Libertadores se podrían disputar el 16 y 23 de julio, en vez del 14 y 21 como está actualmente programado. #Fútbol #River Plate #Deportes Buenos Aires