Un año excelente para el Real Madrid, pero no en el fútbol sino en Básquetbol. Fue protagonista de cada torneo que disputó y ganó importantes títulos. La contracara fue justamente el equipo de Cristiano Ronaldo y compañía que se quedó sin técnico debido a no cumplir los objetivos que es salir campeón de todo. Los basquetbolistas de la casa blanca si entendieron ese mensaje que es ganar todo que se les presente en el camino. Más que una obligación para uno de los mejores y más ricos clubes del mundo.

El dato llamativo de la reciente consagración del Real es que la final la jugó ante el Barcelona, si la institución de Cataluña que al igual que en el fútbol, en el deporte de la pelota naranja tampoco quiso ser menos y fue en busca del campeonato.

Anuncios
Anuncios

Aunque el elenco azulgrana esta vez no pudo repetir lo que si hicieron Messi, Neymar y Suárez.

Levantar el trofeo y festejar la obtención de la liga acb les tocó a los merengues que derrotaron al club cule por 90 a 85 para cerrar la serie la mejor de cinco por 3 a 0, la última victoria fue en condición de visitante.

Dos argentinos formaron parte del torneo que fueron Andrés Nocioni y Facundo Campazzo. El chapu tuvo mayor participación y en el tercer encuentro sumó 11 puntos en 24 minutos, además capturó 6 rebotes, hizo una asistencia y recuperó un balón. Por su parte, el pequeño base ex peñarol de Mar del Plata no jugó en toda la serie final pero si sumó minutos en cancha a lo largo de la temporada.

Es el cuarto título en el año para el Real Madrid. Anteriormente se habían consagrado en la copa de Europa, la copa del Rey y la Supercopa.

Anuncios

Pudieron alcanzar el famoso triplete sumando la liga, algo complejo y esquivo para muchos equipos. Los dos pilares de la selección #Argentina tuvieron un primer año fantástico vistiendo la camiseta blanca teniendo en cuenta que hace poco tiempo fueron fichados por el club madridista.

Después del mundial de España, tanto a Nocioni como a Campazzo les surgió la posibilidad de llegar a un club europeo grande y poderoso. Ninguno lo desechó y llegaron los dos juntos al viejo continente. El alero santafesino tenía poca continuidad en la NBA y por eso se vino primero a un equipo inferior al actual para luego recalar en el de mayor envergadura. Para el base cordobés es su primera experiencia internacional ya que la liga nacional le quedaba muy chica. #Básquet