No logró tener un destacado desempeño en el torneo, pero tras llegar a primera luego de dos ascensos consecutivos son valiosos los puntos que cosecharon en la competencia local, y dejó la imagen de ser un equipo guerrero que intentará conseguir en las próximas actuaciones el puntaje que le falte para permanecer entre los de la primera división del #Fútbol argentino.

Los de Lomas de Zamora, dirigidos por Ricardo Rezza, ganaron tan solo cuatro encuentros, empataron cinco partidos, y perdieron seis enfrentamientos, alcanzando únicamente 17 puntos, con una diferencia de dos goles en contra, contabilizando a favor 11 tantos, y 13 goles en contra.

Anuncios
Anuncios

Temperley arrancó la competición con una victoria ante el Banfield de Matías Almeyda como visitante por 1 a 0; posteriormente, debutó como local en la primera división nada menos que frente al Boca Juniors, de Rodolfo "el Vasco" Arruabarrena, y fue derrotado por 2 a 0; en la tercer fecha le tocó otro grande, Racing Club de Avellaneda, y en el cilindro los locales se impusieron por 2 a 1; empataron frente al duro Tigre de Gustavo Alfaro por 1 a 1; luego el Rosario Central del "Chacho" Coudet se impuso como local por 1 a 0.

El plantel dirigido técnicamente por Ricardo Rezza continuó la parte posterior del torneo del fútbol argentino, Julio Grondona, con un empate a cero frente a Olimpo de Bahía Blanca; frente a Crucero el Norte perdió 1 a 0; empataron 1 a 1 ante Atlético Rafaela; luego como locales ganaron 2 a 1 ante Colón de Santa Fe; y volvieron a conseguir otro triunfo en Florencio Varela ante Defensa y Justicia, por 1 a 0.

Anuncios

En los subsiguientes enfrentamientos del campeonato Temperley perdió como local ante San Martín de San Juan por 1 a 0; luego perdió nuevamente frente a Estudiantes de La Plata por 2 a 1; empataron 0 a 0 con Huracán de Parque Patricios; le ganaron 2 a 0 a los últimos del campeonato, Nueva Chicago; y cerraron los partidos disputados empatando, antes del receso por la Copa América, 1 a 1, ante el granate Lanús de los mellizos, Gustavo y Guillermo Barros Schelotto.

Los de Ricardo Rezza jugarán los próximos encuentros ante River Plate; luego será el turno de otro grande, el rojo Independiente de Avellaneda; en Mar del Plata frente a Aldosivi; más tarde, Vélez Sarsfield de Miguel Ángel Russo; en Rosario frente a Newell´s Old Boys; Sarmiento, el verde de Junín; y el cervecero Quilmes de Julio César Falcioni.

Los rivales que le restarán enfrentar antes de culminar el torneo serán Belgrano, el pirata cordobés; nuevamente Quilmes, quien la Asociación del Fútbol Argentino dispuso como clásico rival; Unión de Santa Fe; Arsenal de Sarandí; el tomba mendocino Godoy Cruz; Gimnasia y Esgrima de La Plata, el lobo del bosque; San Lorenzo de Almagro, en la anteúltima fecha; y Argentinos Juniors para cerrar la competición. #Argentina