Tras la consagración en 1989, en una definición que tuvo a René Higuita como gran figura en el triunfo en los penales ante Olimpia en Bogotá, logro que convirtió a los verdolagas en el primer equipo colombiano en ganar el máximo certamen continental, Atlético Nacional volvió a proclamarse campeón en la #Copa Libertadores luego de 27 años.  

Luego de la igualdad a un gol en Quito, el estadio Atanasio Girardot fue epicentro de la definición de la edición 57 del torneo más importante de América, la cual no contó con presencia de equipos brasileños y argentinos luego de 25 años. Ante 50 mil personas, el equipo de Reinaldo Rueda sufrió más de la cuenta en un partido que inició con el dominio local y finalizó con la propuesta de Independiente del Valle, sorpresa del torneo tras eliminar a dos grandes del #Fútbol sudamericano y mundial como lo son River y Boca.

Anuncios
Anuncios

A los 8 minutos de juego, Miguel Borja, integrante de la selección Sub-23 de Colombia que participará en los JJOO de Río de Janeiro, convirtió el único gol del encuentro, el quinto en su cuenta personal en los últimos 4 cotejos. En un encuentro intenso y luchado, el conjunto cafetero sufrió la tensión propia de una final y no pudo plasmar todas las virtudes que lo destacaron a lo largo del certamen ante un rival que lo superó en varios pasajes del partido, tomando riegos y jugando en campo rival con la determinación propia de un equipo que era consciente de que podía lograr la igualdad para estirar la definición a los penales.  

Pese a no mostrar su mejor versión, el Verde Paisa contó con situaciones para sentenciar el pleito pero se encontró con una gran tarea del portero Librado Azcona, uno de los arqueros más destacados de la Copa junto a Franco Armani.

Anuncios

El cuadro ecuatoriano finaliza su participación en la Copa con la frente en alto habiendo logrado una histórica campaña en su tercera participación en el certamen ante el equipo que ha demostrado el mejor fútbol con hambre y convicción de la mano de Rueda, séptimo entrenador colombiano finalista en la Libertadores, para sacarse la espina de las tres finales perdidas en los últimos años (1995, 2002 y 2014). 

En su camino a la consagración, el Verde de la Montaña fue el mejor equipo en la fase de grupos (16 puntos en el Grupo 4). Luego en octavos dejó en el camino a Huracán, en cuartos hizo lo propio ante Rosario Central y luego en semifinales superó a Sao Paulo, instancias en las cuales los polémicos fallos de los árbitros José Argote (Venezuela), Daniel Fedorczuk (Uruguay) y Patricio Polic (Chile) en ocasión de los partidos en Colombia terminaron beneficiando al conjunto cafetero que no solo se ubica entre los 10 mejores equipos en la historia de la competencia con sus 2 títulos sino también se convirtió en el campeón con más puntos (33) en la Libertadores.

Anuncios

Además, por primera vez el fútbol colombiano se adjudica dos torneos internacionales organizados por Conmebol luego del éxito de Independiente Santa Fe en la Sudamericana 2015 y de Atlético Nacional en la Libertadores, evento que reunió a equipos de once países y tuvo un total de 378 goles en 138 partidos disputados.  

Atlético Nacional, que recibió un premio de 7,3 millones de dólares, será parte del Mundial de Clubes, torneo a celebrarse en diciembre en Japón para el cual se encuentran clasificados Real Madrid, América de México y Auckland City. Además, el verdolaga tiene asegurada su participación en la Libertadores 2017, mismo año en el cual disputará la Recopa Sudamericana 2017.