El vicepresidente de Google Alan Eustace de 57 años saltó desde 41.150 metros de altura, alcanzó los 1.322 kilómetros por hora en la caída, y batió así el récord que había realizado el austríaco Felix Baumgartner, que saltó desde una altura de 39.068 metros. En esta ocasión el "saltador" ascendió en un globo de helio ( sería lo más parecido a un globo aerostático) desde el desierto de Nuevo México, en Estados Unidos, cuando alcanzó la altura estipulada se tiró en caída libre alcanzando una velocidad de 1.322 kilómetros por hora, rompiendo así la barrera del sonido y superando también la velocidad que alcanzó el austríaco en su caída.

Eustace llevaba puesto un traje presurizado diseñado para soportar altitudes y velocidades extremas, como era este caso, un traje parecido al que utilizan los astronautas.

Anuncios
Anuncios

El ascenso en el globo de helio duró casi 2 horas, pero el descenso sólo duró 15 minutos. Eustace iba directamente anclado al globo y cuando llegó a la altura una pequeña explosión hizo que el traje se desenganchara. A pesar del cargo que ejerce Eustace en Google (ya que es vicepresidente), el salto lo hizo a nivel personal, ya que la empresa no es partícipe de este proyecto.

De ahí se supone que no haya sido un salto tan mediático como ocurrió en el caso de su antecesor que tuvo expectante a casi todo el mundo, y transmitió su caída en directo. De hecho durante dos días se estuvo transmitiendo ininterrumpidamente los preparativos para la caída libre de Baumgartner, ya que si recordamos el austríaco fue patrocinado por Red Bull. #Internet

En este caso el salto que se ha realizado, es un proyecto que está realizando la Corporación Paragon Space Development que se dedica a la exploración de la estratósfera. Se ha llevado a cabo con total discreción en los tres años que se lleva preparando, por otra parte tampoco han contado con ningún tipo de sponsor o ayuda comercial. De hecho Google se ofreció a retransmitir en directo la caída y Eustace no aceptó. Todo lo que permitió ver su caída fue una cámara acoplada a su casco y algunos medios (que fueron pocos los avisados).