¿Existen las amistades verdaderas? Muchas veces pensamos que una persona o varias son amigas o amigos verdaderos, y nos llevamos una desilusión pasmosa, al ver que al final no eran como realmente se pintaban.

Moria Casan y Graciela Alfano en un momento de sus vidas fueron amigas, pero luego la envidia, la competición entre sí en el mismo ramo de ser artistas, comenzaron las peleas y hoy por hoy no son amigas, sino conocidas del ambiente artístico.

También hay otros casos como la de Carmen Barbieri y Marcelo Polino, Moria Casan y Carmen Barbieri, Johnny Allon y Carmen Barbieri o Florencia de la Vega con Marcelo Tinelli. ¿Son casos de amistades que se inician por conveniencia o porque se quiere tener una amistad verdadera? En el mundo artístico como la vida misma, las amistades hay que tomarlas con pinzas.

Sabemos que los argentinos somos de abrir nuestras casas de par en par cuando se trata de hacer una amistad duradera, una amistad de esas que estarán en las buenas y malas, porque eso es lo que se piensa, aunque a veces se lleves chascos.

Beatriz cuenta que vive en España, y como Argentina que es estaba acostumbrada a abrir las puertas de su casa para recibir no solo a visitas esporádicas sino a la amistad. Pero eso no ha pasado de momento. Cuenta que ha tenido la fortuna de encontrar otros paisanos en la ciudad en que vive y se ha llevado una desilusión al ver que trataban de olvidar lo que sus raíces habían formado de ellos, hablando siempre de amistad sana. Imitaban el tomar algo o comer afuera, pero no en la casa, como sabemos hacer los argentinos de reunirnos los sábados a comer pizza y cerveza por ejemplo o el domingo compartir un asadito y empanadas. Eso ya no estaba en la mente de algunos.

No contar con amigos les abrumó tanto a ella como a su familia, porque no pudieron encontrar ese calor humano que solemos tener el argentino de hacer amistades sanas, duraderas, que están en las buenas y malas. Se tuvo que acostumbrar a esas amistades esporádicas, amistades por conveniencias, amistades superficiales que eso no gusta a nadie.

Uno se pregunta: Todo el mundo quiere tener un amigo verdadero ese con el que compartís lo bueno y lo malo de la vida. Sin embargo, pocos se toman la molestia de ser uno, entonces qué es la amistad verdadera?