La comunidad judía #Argentina como en Estados Unidos siempre ha sido grande. Es la mayor concentración en estos dos países. En ella se encuentran varios artistas, directores de cine, inclusive se dedican a varias disciplinas como medicina, arquitectos, ingenieros, etc. de renombre.

En #Televisión por ejemplo, se destacó: Tato Bores, Norman Erlich, Jorge Guinsburg, Gabriela Acher, Rudy Chernikoff, Hugo Sofovich, Gerardo Sofovich, Adrian Suar, Gustavo Yankelevich, Andrea Frigerio, Amelia Bence, Paulina Singerman, etc. la lista es interminable. Tenemos el orgullo de tener al Premio Nobel de la Medicina a César Milstein oriundo de Bahía Blanca y seguiría la lista de judíos destacables argentinos que algunos son reconocidos y otros no.

Muchas veces son criticados o aplaudidos, también se suele decir que si eres judío, eres una persona rica.

Anuncios
Anuncios

Y no es así. Cada judío que ves en el Once y en diferentes partes de la capital y en el resto de Argentina, es una persona que trabaja y trabaja hasta obtener su recompensa y cuando ven que han prosperado, es ahí donde la gente comenta cuan ricos son los judíos. En realidad, está mal llamado decir judíos a todos, cuando en realidad son descendientes de rusos, polacos, alemanes, etc. con religión judía. Se le dice en realidad judío a alguien que ha nacido en Judea o bien dentro de la nación de Israel.

Pero aquellos que son de religión judía que nacieron en Argentina, son argentinos sin poner énfasis en el aspecto religioso. Eso la gente nunca lo va a entender, para ellos son judíos y punto.

Es verdad que la comunidad judía quien ha sido tan perseguida, tienen un código de unidad entre ellos.

Anuncios

Son muchos los judíos que ayudan sin mirar a quien, que colaborar desinteresadamente, no solo entre ellos. Hay un dato muy destacable, recordarán la Guerra de Malvinas de 1982 en que varias personas tejían gorros, sacos, medias, guantes y hasta depositaban toda clase de dinero y joyas de gran valor para que todo el dinero que se juntaba era para alimentar a nuestros soldados, que daban su vida por la patria, y los judíos anónimamente han dado lo que tenían y lo que no tenían, no importaba si eras cristiano, negro o humilde. Lo importante era ayudar, porque antes de ser de una determinada religión, eres una persona y todos son personas, solo una entidad es lo que les diferencia del resto.

Por ello, es que cuando tengas en frente a una persona de religión judía como de cualquier religión, no hablen mal, ni juzguen condenándolo de antemano. Son personas, se deben respetar para una buena convivencia, eso es lo que pasa en Argentina, la convivencia es buena. Los judíos son gente pacífica, y si luchan en una guerra, tratarán primero de resguardar a su propia gente y a cualquiera que esté en su territorio, por eso no han podido concebir que hayan sufrido un atentado como lo fue en AMIA el 18 de julio de 1994 o a la Embajada de Israel el 17 de marzo de 1992.