Leo, el rey de oros junto con el 8 de espadas te advierten de la existencia de un fuerte competidor, no necesariamente compañero ni jefe, que a base de fuerza bruta y constancia va a echar por tierra un proyecto que llevas atisbando detrás de la maleza durante varias semanas.  No dispone de tu pasión ni romanticismo para crear proyectos apetecibles, sólo posee constancia y una carencia absoluta de escrúpulos. Obviamente  te frustra que alguien aparezca de la nada y se lleve tu presa (o una presa que consideras tuya) entre los dientes. Es así como va a suceder el jueves si no despiertas y juegas con sus cartas, un factor clave es la rapidez, tú rapidez.

Anuncios
Anuncios

No hay tiempo de acicalarse esta vez, Leo.

La emperatriz junto con la luna describen unas circunstancias poco claras  que rodean a tu proyecto objetivo. El paje de bastos habla de una persona como eje central de todo, más joven, que desarrolla su actividad en tu mismo sector, con carisma y muy buenas ideas.

Es una persona inocente y libre, vale su peso en oro. Como trabajador puede complementarte a la perfección, ya que es constante, meticulosa y discreta. Existe una gran admiración entre ambos, una especie de niebla de amor platónico profesional. Esto es bueno, ya que favorece el respeto entre ambos y te ayuda a mantenerte un escalón por encima (sabemos que lo adoras).

Programarás una reunión o viaje bastante accidentados, aunque sin consecuencias graves. El objetivo de esa reunión será exponer tu proyecto y ofrecer a tu colaborador formar parte.

Anuncios

 Aunque parezca imposible, tu competidor ya estará actuando con mala fe a través de intermediarios que enturbien el ambiente a base de rumores nocivos sobre ti. De nuevo, rapidez ante todo.

El emperador junto con la muerte delatan un desliz importante por tu parte que puede verse como una señal para que reajustes los acuerdos no escritos de tu convivencia familiar.  En caso de tener pareja estable, es posible que se sienta apartada durante estos días. Explícale con detalle tu situación pero no permitas que forme parte en las negociaciones ni le proporciones nombres. Sus celos pueden echar por tierra una conversación  “de negocios” vital para avanzar durante el año próximo. Ya es suficiente con soportar a una fiera olfateándote, podrías encontrar dos. El universo enreda como quiere y puede que incluso ambos llegaran a conocerse, -tu competidor y tu pareja-. Evítalo por todos los medios. #Familia #Entrevista #Parejas