De acuerdo con un informe recientemente publicado por el Centro de Investigaciones Pew (ubicado en Washington DC.), menos de la mitad (46%) de los hijos norteamericanos menores de 18 años viven con padres heterosexuales casados en primeras nupcias. Es un enorme cambio, si se considera que en 1960 un 73% de los #Niños vivían en familias "tradicionales"; dicha cifra cayó al 61% en 1980.

Las instituciones sociales que han existido durante miles de años, usualmente, cambian lentamente, si cambian. Pero la arquitectura básica del matrimonio y la #Familia, se ha modificado en las últimas cinco décadas, más rápido que en cualquier otro período de la historia humana.

Anuncios
Anuncios

El viejo ideal era que las parejas se desposaran jóvenes, empezaran una familia y permanecieran unidos el resto de sus vidas. Actualmente, las personas están decidiendo retrasar el matrimonio. Además, uno de cada cinco norteamericanos adultos mayores de 25 años nunca se ha casado. El número de criaturas nacidas fuera del matrimonio es de un 41%, mientras que era 5% en 1960.

La cantidad de personas divorciadas que contraen nuevas nupcias está en alza. Según el análisis del Centro de Investigaciones Pew, 15% de los chicos viven con padres que se han divorciado y formado nueva pareja. Las estadísticas no dejan en claro si son fruto del segundo matrimonio o de una unión anterior. Sin embargo, otros datos recopilados en el 2013 por la CPS (Investigación de población actual), indican que el 6% de la población infantil vive con el padrastro o la madrastra.

Anuncios

La mayor reforma en la estructura familiar consiste en el aumento de niños viviendo con un padre soltero. Dicha cifra subió al 34%, mientras que era 9% en 1960, y 19% en 1980. Asimismo, un 4% de los menores viven con padres que conviven sin casarse.

El 5% no vive con ninguno de sus progenitores; en su mayoría, viven con un abuelo. Este fenómeno ha aumentado desde la última recesión económica.

La respuesta del público a dichos cambios ha sido variada.

Un 69% afirmó que es malo para la sociedad que las mujeres solteras tengan hijos, y un 61% sostuvo que todo pequeño necesita un padre y una madre para ser feliz.

Una minoría (el 43 %) dijo que nuevas tendencias, tales como criar hijos sin casarse, convivir sin matrimonio, y los matrimonios interraciales, son malas para la sociedad.