De momento son solo negociaciones, pero si se concretan, la franquicia Piratas del Caribe puede sumar otro nombre imprescindible a los que han dado brillo a la saga, porque tal vez el español Javier Bardem se incorpore al reparto de la quinta entrega como el villano de la función. Recientemente otro reconocido actor, Christoph Waltz, desestimó el papel cuyo testigo puede coger ahora Bardem, pero aún no está confirmado que tal cosa vaya a ser así.

De todos modos la producción no comenzará a rodarse hasta el próximo mes de febrero, y la preproducción se está poniendo en marcha estos días, por lo que hay tiempo de ir cerrando un reparto que, ya se sabe, volverá a contar con Johnny Depp para el mítico capitán Jack Sparrow y con Jeoffrey Rush en el de Barbossa.

Anuncios
Anuncios

El título de esta nueva entrega será Pirates of the Caribbean: Dean men tells no tale, algo así como Piratas del Caribe: Los muertos no cuentan historias.

Y precisamente Javier Bardem podría encarnar a un capitán fantasma que culpa a Sparrow de la muerte de su hermano. La película se rodará en Australia y los encargados de ponerla en pie serán, como siempre por la parte de la producción, Jerry Bruckheimer, y en el apartado de dirección Joachim Ronning y Espen Sandberg, responsables de Kon-Tiki, film que fue nominado al Oscar como mejor película de habla no inglesa, por Noruega, en la pasada edición de los premios.

De aceptar su participación en la película, Bardem interpretaría una vez más a un villano, registro del que parece no poder salir en el #Cine comercial de Hollywood desde que ganara el Oscar al mejor actor secundario por Sin lugar para los débiles, de los hermanos Coen, ya que tras ella se embarcó en Skyfall, una obra maestra de la saga Bond, donde fue de nuevo un celebrado malvado de película.

Anuncios

Entre medias, papeles de personajes que se hacían querer, caso de Deberás amar, de Terence Malick, pero este se situaba en el lado más independiente de las producciones cinematográficas.

Respecto a la duda que queda en el aire acerca de una posible intervención en la quinta entrega de la saga pirata de Penélope Cruz, esposa del actor y ya vieja conocida de esta serie de películas, ya que estuvo en la anterior, la cuarta (Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas), la respuesta es, una vez más, que nada en la presente producción está cerrado y, como tal, es posible que ocurra. O no.