“THE ROCKY HORROR SHOW” es una comedia musical que inició su ascendente carrera en Londres en 1973, pese a un recibimiento tibio por el público en sus comienzos, la obra fue captando fanáticos en tan solo dos años y luego llego a la gran pantalla en 1975, bajo el título “THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW”, batiendo records en taquilla. Ópera rock que parodia al género del terror, la ciencia ficción y cuenta con grandes cuotas de sensualidad y una óptica totalmente bizarra. La obra ha sido representada en todos los escenarios del mundo y #Argentina no pudo quedar lejos de su hechizo. El debut en nuestro país fue en 1975 en el Teatro Pigalle con un elenco que incluía las participaciones de Osvaldo Alé, Ana María Cores, Linda Peretz y Valeria Lynch y luego otra puesta en 1994 con un elenco encabezado por Jean Pierre Noher, Héctor Pilatti, Natalia Lobo y Juan Manuel Tenuta, en el Teatro del Globo.

Anuncios
Anuncios

En esta ocasión el musical regresa a nuestra ciudad con una nueva versión, adaptación que hizo Marcelo Kotliar. Protagonizada por el dúo exitoso que nos sorprendieron gratamente durante dos temporadas en la obra, Shrek, el musical, Roberto Peloni y Melania Lenoir. Más moderna, fresca y con acento porteño, la aceptación del espectador es inmediata, quien hasta cuenta con un guía de participación en la pieza, donde se lo invita a interactuar con diferentes frases y objetos desde la platea. La divertida dramaturgia de Richard O’Brien nos narra la historia de una pareja de inocentes novios que se les pincha un neumático en una carretera, cuando se dirigen a ver al Dr. Scott. y deciden pedir ayuda en un castillo que vieron kilómetros atrás. Dicho lugar es el hogar del bizarro y carismático Dr.

Anuncios

Frank-N-Furter, quien justo se reunía con otros singulares personajes para celebrar su más reciente creación al estilo Frankenstein, al joven musculoso llamado Rocky con el fin de usarlo como juguete sexual. La historia es complementada por la narración de una figura del espectáculo nacional, invitada especial en cada función, que hace el papel del criminólogo. Una grata sorpresa.

Como comedia es definitivamente inolvidable por su estética más que por su contenido. La música tiene sus altos y bajos, no por la actual adaptación sino ya desde su creación, solo algunas canciones son realmente originales y tienen gancho. La banda en vivo es estupenda, formada por talentosos músicos, como Agustín Konsol en teclado, Lorenzo Guggenheim, piano y Jorge Giorno en batería. Son quienes en realidad enfatizan las estridentes melodías, puro trash de los 70. Sólo hay un momento del show que es totalmente destacable, las visitas del doctor a las camas de Janet (Sofía Rangone) y Brant (Walter Bruno). Es lejos el mejor momento de la obra por su gran comicidad e interpretación del trio de jóvenes. Hilarante cuadro.

Se presenta desde el 02 de agosto, todos los martes a las 21 horas en el Teatro Maipo, Esmeralda 443 en Capital Federal, CABA. #Buenos Aires #Cultura Buenos Aires