El padrastro de la beba de dos años acusado de violar, torturar y asesinar a la pequeña, fue encontrado muerto en su celda. Apareció ahorcado en su lugar de detención en la Departamental de San Martín donde se encontraba detenido desde el jueves pasado acusado de asesinar a la niña. Personal del Servicio Penitenciario Bonaerense informó que esta mañana fue hallado sin vida ahorcado con su propia ropa, colgando de los barrotes de la celda. Su nombre era Luis Carlos Alonzo de 25 años, de nacionalidad paraguaya.

La muerte de Alonzo es investigada por la fiscal Gabriela Lopez que deberá determinar si fue un suicidio. Su colega a cargo de la causa de la muerte de la niña, Dra.

Anuncios
Anuncios

Claudia Carballido, le solicitará una muestra de ADN del padrastro fallecido, para cotejar con los hisopados de muestra de la autopsia de la bebé Milagros, y cotejar en la producción de futuras pruebas.

Él se encontraba al cuidado de la pequeña Milagros Melina Benítez, de un año y once meses de edad, quien fue ingresada fallecida en el Hospital de la localidad de Derqui, Partido de Pilar. Los forenses detallaron que además de los múltiples traumatismos de vieja data y las terribles quemaduras que la bebé tenía en su cuerpito, la causa de fallecimiento fue por un shock hipovolémico –desmayo previo a la muerte si no se corrije rápidamente, que ocurre por la pérdida de sangre ya sea al exterior o dentro de una cavidad- por patadas que recibió estando en el piso en la zona troncoabdominal. Además se constató signos de abuso sexual, mordeduras en los brazos, quemaduras de cigarrillo y con otros elementos.

Anuncios

Se dispuso la detención de la madre de la niña, Celina Benítez de 22 años también de nacionalidad paraguaya. Los argumentos de la fiscal Claudia Carballido, muy acertados, fueron que dado la antigüedad de alguna de las lesiones encontradas por los peritos en el cuerpito de la bebé, nunca podía ser ignorado por la madre, dado la cantidad y variedad de torturas a las que era sometida.

Las personas que cometen este tipo de actos tan aberrantes hacia menores de edad, siempre lo hacen en la clandestinidad y cuando deben enfrentarse a la realidad sumado al repudio de la sociedad pueden tomar la decisión de quitarse la vida. 

No es consuelo, no se puede explicar, Milagros es una más ...ya no está. #Niños #Violencia de género