Un hombre fue detenido por unoficial de la policía metropolitana que controlaba el lugar en tareaspreventivas, evitando que arrojara a su mujer a las vías del subte E, estaciónBoedo, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La mujer había denunciado alsujeto por maltrato y violencia, y éste al enterarse de la existencia delproceso en su contra, completamente enfurecido comenzó a pegarle y a arrastrarla por el andén, con lavoluntad de arrojarla a las vías en el momento que el subte se acercaba, cosaque ocurría en ese momento.

El oficial de la policíametropolitana que intervino en el hecho advirtió lo que sucedía y corrió aauxiliar a la mujer en el momento que el hombre la llevaba arrastrando, insultándolay pegándole, acercándose al borde alaproximarse la formación. Logró reducirlo y poner a salvo a la mujer evitandoun fatal desenlace.

La mujer debió ser trasladada poruna ambulancia del SAME por los dolores que manifestaba a raíz de los golpespropinados por quien fuera su pareja.

El sujeto quedó alojado en lasdependencias de la Policía Metropolitana a la espera de las disposiciones queemanen de la justicia, que en este caso es el juez Walter Candela, titular delJuzgado Correccional número 8 de la Ciudad autónoma de Buenos aires.

La presencia de las fuerzas deseguridad en las estaciones de tren y de subterráneo, tanto de la ciudad comodel conurbano es un elemento necesario yfundamental de disuasión y prevención del delito.

La mayor cantidad dehechos violentos cometidos en esos lugares son calificados por la justicia comodaños, robos, hurtos y lesiones. Los homicidios son generalmente en ocasión derobo, siendo contados los casos que se han registrado crímenes pasionales. Lamentablemente se han contabilizado muchísimos casos dehomicidios y lesiones gravísimas a víctimas de robos y hurtos que son arrojadospor los delincuentes al arrancarle el objeto que pretenden robar o simplementeempujarlos para matarlos.

Pero la Violencia de género en la mayoríade los casos se lleva a cabo dentro de los hogares, los violentos yfemicidas utilizan toda su patología para amedrentar y coaccionar a las mujeresa que callen. Un lugar público no es el más adecuado para estos fines. En estecaso puntual se evitó una tragedia, seevitó que exista una más.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más