El juez Carlos Fayt agradeció ayer a través de una carta el accionar de las más de 85 mil personas que días atrás le envíaron su apoyo mediante la plataforma de Internet Change.org. El magistrado de 97 años manifestó además su intención de seguir trabajando para conseguir el fortalecimiento de la justicia y de los valores de la democracia republicana en Argentina.

Reconocimiento y gratitud

Fayt recibió en su casa del barrio porteño de Recoleta al perito Alfredo Popritkin, impulsor del petitorio en Change.org, quien le entregó un disco compacto con las firmas y los mensajes que 85.031 le dejaron al juez. A su vez, el juez le entrego al perito la ya mencionada carta en la que aseguró que los firmantes, hicieron el milagro de fortalecerlo con sus manifestaciones de aprecio y expresó su reconocimiento y gratitud por las muchas muestras de solidaridad que recibió.

Anuncios
Anuncios

Popritkin y Fayt

La relación entre ambos se remonta a cuando Popritkin perito contador oficial de la #Corte Suprema de Justicia. Allí tuvo la oportunidad de conocer al juez Fayt y ya en ese entonces, según sus propias palabras entendió que “la calidad moral del magistrado superaba a la media de los jueces” y encontró en él a una persona con la que, a diferencia de otros en su misma posición, pudo “dialogar con total franqueza”.

¿Cómo está el juez Fayt?

El juez Fayt está “con cuerda para rato” y “en condiciones de seguir ocupando su cargo”. Así lo aseguró hoy Popritkin en una entrevista con el diario 'La Nación' en la que detalló los pormenores de la reunión y en la que contó que el juez tiene la esperanza que esas más de 85 mil firmas puedan servir para detener los embates que el kirchnerismo realiza sin detenerse contra su persona, intentando destituirlo argumentando que su avanzada edad le impide efectuar sus funciones.

Anuncios

Con similares palabras se había expresado días atrás la hija del juez, Graciela Fayt que dijo que el estado de salud de su padre era brillante y que de ninguna manera puede alguien dudar de su lucidez. #Redes Sociales #Movimientos sociales