El hecho, según sus declaraciones vía twitter, sucedió ayer a la noche en la puerta de la casa de su mama en la provincia de Entre Ríos. Lucas Carrasco, ex bloguero K, últimamente estuvo escribiendo para un portal de noticias varias denuncias en contra de Sergio Urribarri, gobernador kirchnerista de la provincia.

"Fui esposado, pateado, golpeado e insultado por mis denuncias a la policía" y "me robaron el dinero, las tarjetas, el cuaderno de laburo, la tablet y un teléfono" fueron algunas de sus declaraciones vía la red social twitter. Según Carrasco, el hecho transcurrió por una serie de denuncias que él mismo enumera en twitter.

Anuncios
Anuncios

Algunos de los titulares de esas noticias son: "Mauro Urribarri fue detenido por gendarmería con cocaína", "Desesperación por cubrir a Mauro Urribarri y Enrique Cresto" y "De quien es la casa donde Mauro, Enriquito y Alfonzo hacían las fiestas con menores secuestradas". 

La primera de las noticias incluye al hijo del gobernador, Mauro Urribarri, que fue encontrado con cocaína en la ruta 14 y los medios periodísticos decidieron no circular la noticia.  La segunda de ellas trata sobre un falló polémico en donde se ve involucrado el senador Enrique Cresto y Mauro Urribarri. La tercera denuncia que la casa en donde Mauro, Enrique y Alfonzo hacían fiestas con menores secuestradas es de un ex piloto de automovilismo, Roberto Petroboni. Esas son principalmente las noticias señaladas por Carrasco, aunque también existen varias más. 

Siguiendo con la dramática situación vivida, Carrasco cuenta: "me encapucharon, me pegaron con toallas mojadas, me hicieron un submarino" y "cuando me sacaron la capucha hicieron simulacro de fusilamiento".

Anuncios

También resume que en el hospital donde los policías lo mandaron, lo acusaron de estar mal psicologicamente y no trataron de forma adecuada a todas sus heridas. 

Para finalizar, Carrasco expresó reiteradas veces "gracias" a aquellos que lo apoyaron e hicieron todo lo posible para que lo liberaran cuanto antes. Entre los elogios, rescató a su barrio de la infancia, a los medios que se preocuparon por él  y a aquellos que enérgicamente llamaron a la Comisaria y a los jueces para denunciar los hechos. 

 Ahora el periodista se encuentra trabajando en el diario pero ya dijo que ha suspendido todos sus viajes hasta recuperarse de los golpes propiciados por la policía dirigida por Sergio Urribarri.  #Argentina #FPV