Nicolás Del Caño venció en las internas del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) a Jorge Altamira, quien se había presentado en todas las elecciones presidenciales desde 1989, con excepción de 2007.

Además, quedaron por debajo del 1,5% los espacios Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Movimiento Al Socialismo (MAS) y el Frente Popular. Por ende, Del Caño será el único candidato de izquierda en las elecciones de octubre, y su objetivo es mantener el 3,3% del FIT, y captar los votos que sumaron los tres espacios de izquierda que no compiten en octubre (1,4%).

Por primera vez el FIT presentó dos formulas distintas en las primarias.

Anuncios
Anuncios

La formula de Del Caño y Myriam Bregman, que sumó 1,6%; y Altamira y Juan Carlos Giordano con el 1,5%. 

El FIT es una fuerza conformada en 2011 por Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajores Socialistas (PTS) e Izquierda Socialista (IS). En ese momento pactaron la repartición de candidaturas entre cada partido, donde se pactó que el candidato a presidente sería del PO y el vice del PTS. Sin embargo, la fuerza que Del Caño tomó en el último tiempo entusiasmó al PTS, que pidió renovar un pacto el acuerdo para poder presentarlo como candidato, ya que, para el PTS, "el escenario cambió".

En noviembre del año pasado, el PTS presentó la postulación de Del Caño, aunque según Castillo, esto "no fue un ultimatum a las otras fuerzas, sino construir la candidatura"

Desde IS y el PO pidieron que se mantenga lo establecido en el 2011, mientras que el PTS pidió que se presente dos listas y compitan en las PASO.

Anuncios

Esto molestó al PO y a IS, que consideran las PASO como "proscriptivas", pero decidieron aceptar "la terquedad del PTS", para "mantener la únidad de la izquierda", según contó Giordano al autor de esta nota.

Finalmente, no hubo acuerdo, Del Caño se presentó para "renovar el FIT", mientras que la formula Altamira(PO)-Giordano(IS) se mostraba como la lista de la unidad. En provincia de Buenos Aires, el dirigente del PO, Néstor Pitrola, venció a Christian Castillo del PTS.

Otro enfrentamiento interno del FIT fue por la incorporación de nuevas fuerzas, el PTS se vio reacio a aceptar al guevarismo, porque "no tienen nada que ver con el trotskismo, ni con el programa del FIT", dijo Castillo en declaraciones telefónicas. El PO e IS argumentaban que "esas fuerzas vinieron a apoyar, no a cuestionar".

El mayor desafío no tiene tanto que ver con estas elecciones, sino en mantener la unidad. Olvidar las disputas del último tiempo son necesarias no solo para conseguir buena cantidad de votos. Otra meta a futuro podría ser ampliar el frente, por un lado mirando los movimientos de izquierda que no presentaron candidatos (como el guevarismo o el leninismo), y por el otro, integrar a las fuerzas que participan en las elecciones.

Anuncios

En el Nuevo MAS, varios comunicados desde el año pasado piden integrarse al FIT. En el espacio de Luis Zamora, de enorme peso en el electorado porteño, dicen que "están de acuerdo con unirse, pero si no se trata solo de una propuesta electoralista".Desde el MST se proclaman por "unir a toda la izquierda", aunque del FIT los rechazan por haber apoyado a los productores agrarios en el conflicto con el gobierno durante 2008. Aunque no utilizaron el mismo criterio con IS, que tuvo la misma postura.

Más dificil sería integrar a los partidos de izquierda pragmática o latinoamericanista. Pero claro que no todos los dirigentes del FIT ven positivamente la integración de algunas fuerzas. #Argentina #Movimientos sociales #Elecciones 2015