En el noche del 14 de julio se produjo el primer cacerolazo, en siete meses de gestion de Mauricio Macri, con las consignas #NoAlTarifazo y #AndateAranguren, la sociedad se manifestó en contra de los aumentos desmedidos de los servicios de electricidad, gas y agua, que se han dado en la gestión macrista. Se dieron manifestaciones no solo en la Ciudad de Buenos Aires, sino en las capitales de varias provincias como Mendoza, Córdoba y Rosario, lugares donde en la segunda vuelta de la elección presidencial del 2015, Macri ganó en forma olgada sobre su oponente Daniel Scioli.

En la mayoría de las ciudades argentinas la convocatoria se dio mediante las #Redes Sociales, y fue cubierta por ellas, ya que los principales medios de comunicación, no difundieron esta protesta y tampoco la cubrieron en tiempo real,. salvo el canal de cable C5N, que en sus diferentes programas, mostraron lo que estaba pasando. Mediante Twitter, Facebook e Instagram, fuimos conociendo lo que sucedía en las diferentes capitales de #Argentina.

En la ciudad de Mendoza se concentraron como es costumbre en esa provincia, en el kilómetro cero, reclamando contra los aumentos de las tarifas del gas con carteles y cacerolas, y donde la calle fue cortada por los manifestantes. No solo fue en la capital mendocina, en diferentes plazas del interior de la provincia de Mendoza, la sociedad se plegó a esta manifestacion nacional.

En La Plata, se convocó a un cacerolazo y frazadazo, donde se manifestaron con frazadas, velas y cacerolas. En la ciudad de Cordoba se protestó no solo contra las tarifas, sino contra el #Gobierno nacional, provincial y municipal. En Rosario el epicentro de la protesta se dió en la sede de la empresa Litoral Gas. Un manifestante dijo que es un acto de un pueblo que esta cansado de no ser escuchado. En Neuquén, la manifestación fue encabezada por la "Multisectorial contra el Tarifazo", el mensaje estampado en pancartas y banderas fue "Neuquén le dice no al tarifazo" y fue acompañada también por los bocinazos de los automovilistas

En San Luis, la protesta fue convocada por organizaciones sociales, sindicales y políticas, para expresar su desagrado con los aumentos, donde no hubo consultas públicas y por lo tanto se a vulnerado el derecho a la información de los consumidores y se cuestiona estos aumentos porque afectan mucho a la economía de los usuarios.

En Bahía Blanca, a pesar de la lluvia, la gente se manifestó en el centro de la ciudad. En Viedma, Río Negro, también a pesar de la llovizna y el frío, la gente acompañó el reclamo, pidiendo por no más ajuste ni desocupación, o aumentos indebidos de bienes y servicios. 

Carteles como "Angustia es que te llegue la factura de agua",  o "Nos está asfixiando" se vieron en la ciudad de Buenos Aires, referidas a los dichos del presidente Macri en el festejo por el bicentenario de la independencia y también al cada vez más cuestionado ministro de Energía, Aranguren, donde la mayoría de la sociedad está pidiendo su renuncia, donde el Hashtag pidiendo su dimisión tuvo miles de adhesiones.