Bludau está considerada dentro de Perú y en toda América Latina como una de las más bellas mujeres y modelos, sobre todo luego de una infartante y explosiva sesión de fotos en la revista Soho, fotos que dieron la vuelta al mundo y las cuales se comentan hasta el día de hoy. Pero en las últimas horas, unas fotos de la modelo, que posaba para una publicidad de una conocida marca de ladrillos local, han inundado la red y puesto todo esto en entredicho.

Las fotos, sin retoque alguno de Photoshop, dejan ver a una Vania Bludau entradita en carnes, con sobrepeso o gordita, como mejor deseen calificar. El caso es que la modelo sale "natural" y las fotos en cuestión de horas incendiaron las redes sociales.

Anuncios
Anuncios

Vania luce tal cual es en realidad, sin ayuda de la tecnología y para decepción de sus decenas de miles de seguidores.

La modelo, que tiempo atrás posó como Dios la trajo al mundo en la conocida revista Soho, está lejos de ser la misma que contemplamos en las fotos de la marca de ladrillos y todo esto se debe a que la ex novia Christian Domínguez ha ganado peso de forma considerable. Vania, que luce para la sesión de fotos un diminuto bikini amarillo y unas deportivas hasta los tobillos, deja ver incluso su celulitis de forma muy clara, alejando con ello la imagen a la que tiene acostumbrados a sus seguidores.

La modelo peruana le restó importancia al asunto, mientras que no tardaron en aparecer en las redes sociales decenas de bromas y alusiones a su sobrepeso. Y es lo que tiene el abusar de las nuevas tecnologías, donde las mismas cambian de forma radical a cualquier persona, objeto o paisaje.

Anuncios

Tanto, que muchas veces es imposible distinguir la realidad de la fantasía. Mientras tanto, la polémica no para de crecer en casi toda Latinoamérica por motivo de las fotografías y también por la filtración de las mismas en la red casi que de forma inmediata.

Más allá de esas polémicas fotos, lo que debería ponerse en juego es el abuso desmedido de las tecnologías que convierten a alguien en lo que realmente no es. La modelo lleva unos meses alejada del gimnasio y no hace muchas semanas, según se comenta, fue expulsada de un programa de TV brasileño a causa de ese sobrepeso. La mayoría de medios de comunicación latinoamericanos se han hecho eco de la noticia, incluso se han llegado a mostrar las fotos antes y después de ser editadas, lo cual deja ver muy claramente las diferencias. Al mismo tiempo que las redes sociales recibían las imágenes, en pocas horas se generaron decenas de bromas al respecto.

Las más comunes y recurrentes evidentemente hacen referencia al sobrepeso de la modelo. Mientras tanto, la modelo evita formular comentarios al respecto y la marca de ladrillos para la que se llevó a cabo la sesión de fotos está recibiendo decenas de miles de visitas en su web gracias a la polémica generada alrededor del tema.