Ergün Demir es el actor turco de "Las mil y una noches" y en la misma interpreta al personaje de Alí Kemal en la telenovela que es todo un éxito en El Trece. Así pudimos saber las respuestas a las preguntas que todo seguidor de la misma quiere saber. Ergün de 45 años está en nuestro país participando en "Bailando 2015", y desde que llegó atrajo todas las miradas del público argentino.

Por ello la audiencia por la noche se divide en ver la famosa novela turca o ver las dotes de bailarín que tiene el actor en el programa de Tinelli. A pesar de todo ello Ergün sigue triunfando en la telenovela que está batiendo todos los récords de audiencia.

Anuncios
Anuncios

Así es como el actor realizó una entrevista en la cual explicó que se siente muy feliz por todo el éxito que está teniendo ya que él trabajó muy duro para ser actor ya que sus padres no se dedicaban al mundo del espectáculo ni nada parecido de hecho su padre apenas terminó la primaria.

El actor cuenta que las grabaciones comenzaron en el 2006, que era muy divertido pero que era trabajo. Además tiene grandes anécdotas como el hecho de que hubo tres días que fue a grabar en los cuales sólo había dormido tres horas.El trabajo en sí era agotador ya que para terminar un capítulo trabajaban una semana.

Con sus compañeros afirma que mantenía una relación muy profesional y que con algunos de ellos aún se sigue viendo, como los dos actores que hacían de sus padres, quienes son muy reconocidos en su país en el mundo del teatro.

Anuncios

Con respecto a su personaje afirma que está en una etapa de maduración ya que Alí Kemal está acercándose a su ex mujer, está en una búsqueda interior que en pocos capítulos veremos un cambio. #Televisión #Marcelo Tinelli #Bailando por un Sueño 2015

Ergün también habló de la inexistencia de escenas fuertes debido a que la cultura musulmana que rige el país no lo permite. De hecho hay actores que firman contratos en los cuales no pueden besar a nadie. El turco también demostró su asombro por la libertad que hay en nuestro país al respecto, donde abrimos cualquier revista y vemos más que besos.