¡Los hackers están nuevamente a la carga! Esta vez, la víctima  Rocío Gancedo, conocida por haber participado en la edición de Gran Hermano 2011. La blonda, que había bajado su perfil mediático, aparece en una serie de fotos –aparentemente-  totalmente desnuda. Las imágenes aparecieron en Twitter y saltaron rápidamente a los principales portales de espectáculos de nuestro país.

La repercusión que tuvieron las fotos prohibidas de la ex GH2011 fue  la esperada por el grado de popularidad con el que cuenta la ex tapa Playboy, que supo militar en las filas del diputado Sergio Massa, ex candidato presidencial. Lo inesperado fue el modo en que reaccionó Gancedo al enterarse que sus fotos íntimas estaban circulando en la web: lejos de enfurecerse o entristecerse, se alegró por los halagos que recibió porque quedó en evidencia que su belleza no requiere de ayuda digital (Photoshop).

Anuncios
Anuncios

“Gracias por los halagos que recibí a la gente y portales. ¡Amo esas fotos que se filtraron! Sin retoques ni maquillajes…esa soy yo natural”, escribió Rocío Gancedo en su cuenta oficial de Twitter.

Además, la escultural rubia retuiteó cada uno de los mensajes que recibió por las fotografías intimas que la muestra –como se suele decir-  “como Dios la trajo al mundo”. Y no sólo eso, también le dio lugar a las publicaciones que surgieron por la filtración que ¿sufrió?

La repercusión que tuvieron sus fotografías también le valió una ola de nuevo seguidores que quedaron fascinados con el desnudo “al natural” de la ex participante de Gran Hermano.

Agradece pero no esclarece

La llamativa reacción de Rocío Gancedo tapa un hecho importante: cómo se filtraron las fotografías –presuntamente- robadas.

Anuncios

La modelo no dio ningún detalle al respecto, pero a simple viste se observa que las imágenes fueron tomadas de su celular y que las mismas eran destinadas a una posible pareja.

El cuándo fueron tomadas y para quién estaban destinadas darían una cierta pista de la posible “mano negra” detrás del escándalo. Pero el silencio de  Gancedo es un celoso guardián. Tanto que no ha dejado salir ni una pizca de enojo.

Quizá, con el correr de las horas y tras hablar del asunto con los medios, la infartante modelo se atreva a aclarar cómo sus fotos íntimas terminaron disponibles para cualquier mirada de vecino.

¿Alguien se quiso vengar de la ex hermanita?

  #Argentina #Prensa #Redes Sociales