Delincuentes informáticos que todavía no han sido identificados y permanecen en el anonimato, idearon un método para robar contraseñas de Facebook que consiste en publicar en esa red social un 'link' a un supuesto diario digital en cuya vista previa se ve la fotografía de un avión accidentado con la leyenda "Muere Ricardo Arjona en trágico accidente aéreo". Al hacer clic, el usuario es dirigido a un sitio Web que imita la página de inicio de #Facebook y le solicita su dirección de e-mail y su contraseña, que quedan en poder de los delincuentes.

Si el desprevenido usuario ingresa sus datos, es llevado a una nueva página en la que se lee "Hoy murió la madre del cantautor Ricardo Arjona" y se invita a compartir el video en grupos de Facebook, aunque, según señalan los especialistas es probable que se trate de un virus autopublicable y sea compartido sin el consentimiento de las víctimas.

Anuncios
Anuncios

Hasta el momento más de 15 mil personas hicieron clic en la noticia y al menos 6 mil cayeron en la trampa.

El hecho fue detectado por el laboratorio que la empresa de seguridad informática ESET-Latinoamérica, tiene en Buenos Aires. Su director, Pablo Ramos, dijo en declaraciones a la prensa que para evitar este tipo de estafas es siempre necesario revisar a qué dirección nos llevará un link antes de hacer clic y ver si es una página legítima o una imitación. Esto último también es válido los e-mails que se reciben. Muchas veces las direcciones tratan de imitar las reales pero tienen sutiles diferencias como, por ejemplo, tener las palabras "Facebok", "Faceb00k" o "Faceboock" en vez de "Facebook". También se recomienda cambiar periódicamente las contraseñas y no utilizar palabras, nombres propios ni números de teléfono como clave secreta, pues son fácilmente vulnerables.

Anuncios

El haber elegido a Ricardo Arjona como señuelo no es algo al azar. Con frecuencia en redes sociales como Facebook o Twitter se expanden viralmente falsas noticias sobre su muerte, casi siempre, de manera trágica producto de un accidente.