La protesta gremial en Santa Fe lleva 24 días y el Gobierno Nacional ha manifestado su preocupación por lainactividad de las industrias oleaginosas y los piquetes en diversos sectoresde la ciudad. El reclamo se funda en que no pueden concordar con el Gobierno unincremento de salarios del 36 por ciento, que es lo que piden los sindicatos; yaque desde el ministerio de economía proponen que el aumento llegue hasta un 27por ciento.

A los efectos, Kicillof y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, mantuvieronun encuentro en el día de ayer con la ‘Federación del Complejo IndustrialOleaginoso’, para evaluar la posibilidad de entablar una negociación y concluircon el conflicto.

En la mesa de diálogo no estuvieron presentes las cámarasempresarias.

En tanto, las secuelas de lahuelga se agudizan con los piquetes en diversos sectores de la ciudad, y conello crece la impotencia de algunostrabajadores que quieren continuar con sus actividades laborales y losasentamientos piqueteros se lo impiden. Es el caso de algunos conductores decamiones transportadores de cereales, que no han podido distribuir losproductos a causa de un piquete en el área del ‘Gran Rosario’, en la intersecciónde la ruta 11 con ‘la autopista Rosario-Santa Fe’.

De esta manera, lostransportadores de granos tienen dificultades para llevar a cabo su trabajo, yesto adquiere una importancia mayor si se considera que en ésta época del año laactividad cerealera  se intensifica, debidoa que es la etapa de ‘cosecha gruesa’, en la que circulan alrededor de 15.000 camionespor día.

En este sentido, Valera Pardo, de‘Transportistas Rurales Argentinos (TRA)’ ha indicado que como consecuencia dela falta de actividad en el comercio de granos, originada a partir de la huelgadel gremio de los aceiteros, han tenido que suspender los pagos al sector.Asimismo, la representante explicó que están ‘en una situación complicada, porqueen esta temporada se produce el pico de traslado de cargas de granos desde losacopios a las terminales’.

Por ello han advertido a la cámara de socios que porel momento no despachen camiones a las zonas portuarias.

La prolongación del relamosindical está provocando escasez de aceite en los comercios de la ciudad y lacarencia del producto podría extenderse hacia otras localidades del país.

Mientras tanto, desde ‘la Bolsade Cereales de Buenos Aires’ han señalado la gravedad de la disputa, destacando por un lado la afectación alconsumidor y por otro, la caída ‘delingreso de divisas que se advierte en plena cosecha récord de soja’.

Elorganismo solicitó que el Gobierno intervenga para solucionar la crisis por laque atraviesa el sector.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más