Publicidad
Publicidad

Cuan importante son los aspectos interesantes en la vida de los perros para comunicarse con la persona o en los canes entre si.

Que el perro no pueda expresarse verbalmente de la misma manera que lo hacemos los humanos, no significa que no pueda hacerse entender y comunicarse con total claridad. Sólo necesitamos saber cómo entender sus mensajes. Recordemos que entre los mismos canes cuando se cruzan o estén en un balcón continuo tienen una fluida comunicación.

A veces nos sorprende con qué facilidad se dan a entender y logran que su mensaje llegue a destino, sin emitir palabra alguna. Los perros generalmente, tienen códigos propios de comunicación, y no solo a partir de su instinto sino también gracias a la experiencia acumulada en forma de carga genética durante miles de años y esto está comprobado científicamente.

Tanto la cola, las orejas, su cabeza, su ojos, su postura, incluso sus ladridos son utilizados por ellos para comunicarse. Su alegría la muestran moviendo la cola a su amo por ejemplo, a veces tuercen la cabeza cuando es una palabra que les agrada como si le muestras una salchicha para comer y le preguntas: ¿quieres comerlo?, en sus ojos puedes apreciar la mirada de ellos cuanto te aman y respetan, sus posturas tienen muchos significados y sus ladridos también.

Sabemos que a los perros Doberman o a los Galgos siempre se ha planteado la posibilidad de mutilarlas dándole una forma más "estética" lo mismo pasa con otras clases de perros a quien se les mutila el rabo de su cola. Por fortuna, ya en varios países, como en España, la mutilación por estética está prohibida.

Los perros comunican toda clase de mensaje a los humanos. A la hora de emitir un mensaje o mensajes son muy claros cuando necesitan algo o si les avisa sobre algo que está ocurriendo pero si no se entiende el mensaje, ellos cambian la forma de transmitirlo si su amo no decodifica correctamente el mensaje.

Las personas creen que los perros tienen una capacidad de comunicación reducida, puesto que en el hombre, la tiene mediante la palabra como recurso de comunicación.

Siempre hay algo que aprender de ellos. Cada día, el perro nos enseña muchas cosas que el hombre no es capaz de usar, esto es: el tiempo, el juego, el mimo, el desperezarse, el saber escuchar y el vivir la vida.