Desde hace 10 años la cerveza argentina elaborada sin aditivos industriales ganó progresivamente nuevos adeptos. Bajo esta consigna de trabajo artesanal, nació Jarva Brewing Company, una empresa familiar de la localidad de Pilar (zona norte del Gran #Buenos Aires), dedicada a la producción y comercialización de una cerveza con recetas únicas, desarrolladas por los propios dueños.

“Arrancamos en 2011 experimentando con ingredientes, diseñando recetas propias, era como un juego que se convirtió en hobby familiar.” Explica Edwin, hermano mayor y partícipe de la marca.

Desde sus inicios, la empresa trabajó día a día en encarar un producto 100% natural. En 2011 comenzaron preparar las primeras cervezas, con recetas caseras y trabajando sobre gustos personales; el siguiente paso fue embotellarlas para consumo personal y de amigos.

Anuncios
Anuncios

La calidad de sus productos, sumado a la identidad de una empresa B, los llevó a comercializar la cerveza en otros bares y a la necesidad de montar una fábrica propia, dejando de lado el garage de la casa. De la cerveza propia pasaron al pub propio. Hoy, El emprendimiento continúa creciendo, y tienen previsto abrir nuevas sucursales. 

La marca se consolida como referente de calidad y originalidad y las tareas están repartidas: un hijo cocina; otro envasa en barriles y el restante organiza la venta; la madre lleva la administración y supervisa el estado de las instalaciones y el padre se ocupa del equipamiento y proveedores y así se completa el círculo de la empresa familiar. En estos 4 años lograron llevar adelante un proyecto que deslumbra y proyectan una elaboración de cerveza artesanal de más de 120 mil litros para el año que viene.

Anuncios

Empresa responsable

Desde sus inicios, la familia Harvey ideó una filosofía empresarial basada en el modelo de empresa B, comprometida con el medio ambiente y la sociedad. Hoy combinan el negocio con aportes sociales y medidas para el cuidado ambiental, algunos ejemplos tales como la reutilización del agua y de la malta o la utilización de un biodigestor para aguas servidas. De igual modo, su objetivo es crecer como empresa, generando valor social y compromiso con el medio ambiente.

“Haber logrado la certificación B significa ser parte de la nueva generación de empresas y para nosotros significa un gran compromiso, desde trabajar con mesas y sillas recicladas, hasta pensar en un sistema de distribución de nuestros productos que sea reutilizable, todo forma parte de un mismo objetivo.”, comenta Edwin.

Algunas de sus recetas únicas

Pumpkino

Pumpkin Ale-naranja-bajo amargor-maltosa y especiada-5% alcohol. Malta con agregado de zapallo dulce, de color naranja oscuro. Equilibrio dulce y cítrico por agregado de quinoto almibarado. 

5 Johnnies

Indian Pale Ale-IPA-ámbar dorada -amargor alto-5 % alcohol.

Anuncios

Color ámbar, con aroma, sabor y amargor por los cinco diferentes lúpulos americanos que contiene. Varias sensaciones aromáticas y gustativas.

Corazón valiente

Scottish-marrón-bajo amargor-maltosa-6% alcohol. Aromática, maltosa, con caramelo, leve ahumado. Agregado de roble, vainilla y whisky. De color rubí oscuro y cuerpo maltoso. Toques de frutos rojos, con sabor dulce y final seco. 

Jarva Brewing Company busca satisfacer el mercado de cerveza artesanal mediante la devoción por la calidad, sustentabilidad en los procesos y la experimentación creativa como ingredientes principales. Hoy, esta empresa familiar, logra tener una cerveza artesanal para un público muy exigente y en crecimiento. #Cultura Buenos Aires #Medioambiente