Cerca de un tercio de las reservas subterráneas de agua dulce del planeta -conocidas como acuíferos- se están agotando a un ritmo preocupante debido al uso intensivo que los humanos vienen haciendo de estos recursos.
A esta dramática conclusión han llegado dos #Estudios de investigadores de la Universidad de California en Irvine (UCI) utilizando los datos recogidos por los satélites del proyecto Gravity Recovery and Climate Experiment (GRACE), de la #NASA.
Aunque no se sabe a ciencia cierta cuánta es el agua que queda en estos reservorios, los científicos estiman que el agua de los acuíferos está siendo consumida rápidamente con el riesgo de que en un futuro inmediato terminen por secarse.
Según especificó el investigador principal y profesor de la UCI, Irving Jay Famigliettu, los métodos -químicos y físicos- de medición con que los científicos cuentan actualmente son insuficientes, por lo cual clamó por la coordinación de un esfuerzo mundial para determinar con precisión -integrando diferentes tecnologías y métodos-, cuánta agua es la que en realidad queda en estas reservas subterráneas distribuidas en varias regiones del globo.

Poca recarga

Estos dos estudios son los primeros en caracterizar las reservas mundiales de los acuíferos utilizando datos que llegan desde el espacio de los satélites gemelos GRACE de la agencia espacial estadounidense.

Anuncios

GRACE también se ocupa de medir los altibajos y caídas en la gravedad terrestre afectados por las masas de agua del planeta. #Globalización

Anuncios
En un primer estudio los investigadores hallaron que 13 de los 37 acuíferos más importantes de la Tierra -evaluados entre 2003 y 2013- están en una situación de agotamiento, pues reciben muy poca o ninguna recarga (las recargas se originan principalmente en las lluvias y el agua de los ríos que se filtra al subsuelo).
Ocho de estas reservas fueron calificadas como "sobreestresadas", casi sin una reposición natural que compense el uso intensivo que les da el hombre. En tanto otras 5 resultaron ser "extremadamente o muy estresadas", dependiendo del nivel de reposición de cada una. Aun cuando siguen en proceso de agotamiento, estos 5 acuíferos contienen agua que fluye de nuevo hacia ellos desde la superficie.
Los acuíferos sobreexplotados son aquellos ubicados en zonas áridas del planeta, donde los habitantes dependen en gran medida de las aguas subterráneas.

Anuncios

También el cambio climático y el crecimiento poblacional suman factores de riesgo a esta problemática.


Rápido agotamiento

El equipo de investigación -que incluía a co-autores de la NASA, el Centro Nacional de Investigación Atmosférica de la Universidad Nacional de Taiwán y la Universidad de California en Santa Barbara- encontró que el Sistema Acuífero de Arabia, una importante fuente de agua para más de 60 millones de personas, es el más sobreexplotado en el mundo y el acuífero de la Cuenca del Indo -que abarca el noroeste de la India y Pakistán- es el segundo más estresado. La Cuenca del Murzuk-Djado en el norte de África es el tercero. Mientras que el Valle Central de California, utilizado en gran medida para la agricultura, está sufriendo un rápido agotamiento.
En un documento complementario, los científicos concluyen que el volumen restante total de agua subterránea utilizable en el planeta es poco conocido, pues solo hay estimaciones que varían ampliamente.

Anuncios

Pero de lo que sí están seguros es que el volumen total de agua subterránea es mucho menor que las estimaciones, muchas rudimentarias, hechas hace décadas.