El suceso tuvo lugar en la mañana del día viernes, alrededor de las 8:30 horas, en la localidad mediterránea de Malvinas Argentinas, ubicada en la zona este de la capital cordobesa. Los delincuentes ingresaron al comercio familiar vistiendo ropa de policía, con 'handys', armas de fuego y portando una presunta orden judicial, según declaró la propietaria del negocio.

Los ladrones entraron al supermercado cuando todavía no había abierto sus puertas. En el lugar se encontraban los dueños y los empleados, que habían ingresado a las 6 de la mañana para preparar embutidos, según explicó Adrián, su propietario.

Alegando tener una disposición judicial para efectuar un allanamiento, los malvivientes lograron acceder al interior del comercio.

Anuncios
Anuncios

De acuerdo con la información que otorgó la dueña del minimercado, los ladrones eran entre 7 y 10 y amenazaron con secuestrar a su nieta, de 2 años de edad, si no les daban la plata que pretendían.

Asimismo, la mujer contó que se trataba de gente en su mayoría adultos y que sólo dos de ellos eran jóvenes. En cuanto al accionar, manifestó que fueron muy violentos y que le dieron puntapiés en el estómago y en el rostro a su esposo, increpándolo para que les entregara el dinero.

En tanto, el dueño del local comercial expresó en diálogo con una radio de Córdoba, que vivieron un momento de pánico, cuando los malhechores los maniataron con 'alambres' y los dejaron tirados en el piso. Mientras, robaban mercadería, vinos, embutidos, electrodomésticos y todo lo que podían, según describió el comerciante.

Anuncios

Finalmente, los asaltantes huyeron con un botín de alrededor de 180 mil pesos, además de los artefactos del hogar y las mercancías.

Cabe destacar que el negocio no pertenece a una cadena de supermercados, sino que se trata de un emprendimiento familiar que con mucho esfuerzo lograron instalar Adrián y su señora, quienes señalaron que el dinero robado estaba destinado al pago de mercadería a los proveedores; y, que quizá, se haya filtrado esa información, ya que los delincuentes probablemente hayan sido alertados sobre la transacción que se iba a realizar durante la jornada del viernes. #Negocios #Sociedad Córdoba #Inseguridad