Michel Platiní, presidente de la UEFA y ante todo francés, ha decidido que Ribéry no puede negarse a jugar con su selección o tomará medidas contra él en su equipo equipo de fútbol, el Bayern de Munich. Según el presidente de la UEFA, si Ribéry decide que no acudirá a defender los colores de la selección del gallo será suspendido por tres partidos en su club. “Franck Ribéry no puede decidir unilaterálmente si juega o no para Francia. Si el seleccionador Didier Deschamps lo convoca tiene que reunirse con la selección”, afirmó Platiní.

Desde luego resulta cuando menos curioso que, mientras otros jugadores han renunciado a jugar con sus selecciones y no ha pasado nunca nada (sinceramente no veo cómo van a obligar a un jugador a jugar con su selección, a las malas puede alegar molestias), con Ribéry salga el presidente de la UEFA en persona a amenazar al jugador con sancionarle.

Sin embargo, estamos hablando de Francia y estamos hablando de Michel Platiní.

Anuncios
Anuncios

No puedes juntar ambos conceptos en una frase sin que surja una cacicada del presidente de la UEFA que, ante todo, es francés.

En España aún se recuerda el caso del partido de 2008 entre el Atlético de Madrid y el Olympique de Marsella, en el que los aficionados franceses protagonizaron numerosos altercados que obligaron a actuar a los efectivos de la Policía Nacional, que lo hicieron con dureza. Esto acabó con el Vicente Calderón cerrado durante dos partidos, muy aplaudidos por el Olympique de Marsella. Además le cayeron otros dos partidos al entrenador del Atleti. Lo más gracioso es que esta sanción fue comunicada el viernes por la tarde, cuando las oficinas estaban cerradas, con lo que para cuando el equipo recibió de verdad la notificación el plazo para reclamar estaba vencido. Así se las gasta Michel Platini cuando le tocan su Francia.

Anuncios

Preguntado al respecto de esta posible sanción a Ribéry y su comparación con la renuncia a jugar de Lahm, dijo que no era comparable, pues el seleccionador alemán aceptó que su jugador no acudiera a la selección. Solo faltaba, los alemanes no son de poner pistolas en la cabeza de personas que arriesgan su físico de gratis por su país y piden que por una vez les dejen descansar. Además, ha añadido que "Él es francés, la próxima Eurocopa se juega en Francia, no en Polonia. Tiene que querer jugar". Como ya dije antes, así es el presidente de la UEFA, un tipo neutral.