El equipo de Oklahoma City Thunder ha caído en una espiral de derrotas que no presagia nada bueno para un equipo que semanas atrás parecía tener casi asegurada su presencia en unos playoffs que están mucho más baratos en la Conferencia Oeste que en la Conferencia Este.

Sin embargo los últimos resultados evidencian que las bajas de algunas de sus máximos referentes sobre la cancha (Russel Westbrook y, por encima de los demás, Kevin Durant) están lastrando en exceso a un equipo que ha perdido un enorme potencial tanto ofensivo como defensivo en un espacio muy pequeño de tiempo.

Ahora mismo no existe, aparte de Serge Ibaka, ningún jugador que pueda echarse al hombro al equipo y tirar del carro hasta que las incorporaciones a posteriori de los lesionados puedan llegar a solventar los actuales problemas y llevar al equipo a una segunda parte de la temporada que les permita colarse en unos playoffs que en estos momentos ven demasiado lejos como para poder siquiera empezar a hacer planes sobre sus actuaciones en ellos.

Anuncios
Anuncios

De hecho en estos momentos la desventaja que sufren los jugadores de Oklahoma City Thunder es tan clara que incluso en el primer cuarto ya perdían por trece puntos y no habían logrado siquiera llegar a sumar veinte, lo que habla a las claras de que se trata de un equipo que en ese momento está muy cojo.

De hecho en ningún cuarto del partido lograron superar los veinticinco puntos, lo que deja meridianamente claro que no se puede esperar de este equipo que logre victorias en estos momentos en partidos en los que los marcadores superen los cien puntos. Esto es un problema para Oklahoma City Thunder, pues se trata de una escuadra que está diseñada precisamente para una alta anotación, dejando un poco de lado la defensa. Esto ha llevado a que ahora mismo el equipo se encuentre en cada partido con un continuo problema para mantener el ritmo.

Anuncios

El actual devenir de la temporada no es algo imposible de revertir y con la llegada de los jugadores que actualmente están de baja es muy posible que se logre llegar a solventar el problema, pero en este momento no es previsible que las recuperaciones de Kevin Durant y Russel Westbrook sea pronta y el equipo les necesita ya.