Miles de almas se acercaron al Cilindro de Avellaneda para disfrutar del derby de barrio, uno de los partidos más importantes que tiene el torneo local, no sólo para los hinchas de ambos clubes sino también para todos aquellos que aman este deporte. 

Desde la previa se estimaba que Racing tenía las de ganar, ya que venía mejor posicionado que Independiente en la tabla de posiciones y en los resultados. Mientras que los albicelestes se encuentran entre el pelotón de arriba y pelean por el pase a la Semifinal de la Copa Libertadores; los rojiblancos sólo sumaron 16 unidades en 13 fechas, lo que provocó que los hinchas cuestionen a su entrenador, Jorge Almirón, quién parece estar en la cuerda floja a pesar de tener respaldo dirigencial.

Anuncios
Anuncios

En cuanto al desarrollo del partido, el dueño de casa mantuvo la iniciativa, la posesión de pelota y las jugadas claras en los primeros minutos de juego, para perfilarse al arco resguardado por el "Ruso" Rodríguez. Cuando el reloj marcó los 22, Víctor Cuesta, futbolísta que había tenido declaraciones polémicas en la previa del clásico, derribó a Marcos Acuña en el área y el árbitro dictaminó que era penal para La Academia. El tiro desde los doce pasos fue ejecutado por el "Príncipe" Milito, quién remató con fuerza al costado izquierdo del arquero y puso las cosas 1 a 0. 

Una vez con la ventaja en su poder, #Racing optó por buscar dañar de contraataque, mientras que la visita se acercó en el campo de juego, se apoderó de la pelota y buscó la igualdad, a pesar de no poder sumar chances ante el arco liderado por Sebastián Saja, es decir,  padeció de contundencia a la hora de rematar ante el arco.

Anuncios

En el complemento las cosas fueron similares a las del final de la primera etapa. Los dirigidos por Diego Cocca se afianzaron en la marca y buscaron la contra de manera rápida en pies de Gustavo Bou, Washintong Camacho y Marcos Acuña. En tanto, los comandados por Jorge Almirón, que perdieron a un jugador tras la expulsión de Federico Mancuello a pocos minutos del final, continuaron con su estrategia en busca de encontrar un hueco para poder marcar el empate. 

Fue victoria de Racing por 1 a 0 ante su clásico rival y la alegría de un Cilindro lleno de almas académicas, que ahora esperarán al jueves a las 21, cuando su equipo busque un lugar en la Semifinal de la Copa Libertadores tras medirse nuevamente ante Guaraní (cayó 1 a 0 en el partido de ida), para saber si la felicidad seguirá intacta.  #Argentina #Fútbol