El belga de origen marroquí Mourad Laachraoui ha conquistado la medalla dorada en el Campeonato Europeo de Taekwondo en la ciudad suiza de Montreuz y ahora se prepara para representar a Bélgica en la cita olímpica que se desarrollará en Río de Janeiro del 5 al 21 de agosto.

Sin embargo el dato llamativo de este joven de 21 años poco tiene que ver con la victoria ante el español Jesús Tortosa en la categoría hasta 54 kilos en ocasión de la final del torneo clasificatorio a la cita olímpica sino por tratarse del hermano de uno de los yihadistas que se inmoló en el aeropuerto de Bruselas el pasado 22 de marzo.

El flamante campeón de #Europa, favoritos al oro olímpico en Brasil y medallista de plata en la Universidad de verano de 2015, es hermano menor de Najim Laachraoui, de 24 años, terrorista que sembró el pánico y el terror en el atentado que sacudió a Bélgica y señalado por los investigadores como uno de los cerebros de la cadena de atentados en París del pasado 13 de noviembre de 2015.

Anuncios
Anuncios

Con los mismos genes, crianza y educación, el destino de los hermanos se ha contrapuesto tras los ataques que dejaron un saldo de decenas de muertos y cientos de heridos. Tras calificar a su hermano como simpático e inteligente en declaraciones a la prensa, como una manera de desligarlo de los ataques en la capital francesa, Mourad condenó públicamente las acciones de su hermano luego de los lamentables sucesos en la capital belga.

En aquella oportunidad, el deportista aclaró que perdió el contacto con su hermano tras la partida a Siria, en donde era un combatiente islamista veterano con conocimientos de electromecánica, motivo por el cual poco tiempo después se convirtió en uno de los principales sospechosos de haber fabricado los cinturones explosivos que utilizaron los terroristas en los ataques en el teatro Bataclan y en las cercanías del estadio ubicado en Saint-Denis, escenario que será una de las sedes de la próxima Eurocopa, a disputarse entre el 10 de junio y 10 de julio.

Anuncios

La celebración del torneo europeo de selecciones más importante del continente está condicionado por la amenaza del terrorismo yihadista. Se aguarda la presencia de más de dos millones de personas a los estadios sedes del certamen futbolero y de 5 millones en las fan zones, motivo por el cual la seguridad será una de las máximas prioridades del Gobierno francés ante la amenaza terrorista. De hecho, los servicios de inteligencia alemanes y franceses advirtieron que la Euro es objetivo prioritario para los terroristas.  #Atentado en Bruselas