El nuevo billete de 500 pesos comenzará a circular en veinte días, tendrá como imagen a un yaguareté con flores rojas. La figura de este animal que constituye un icono del nordeste argentino, sustituirá a la de los tradicionales próceres nacionales impresos en los billetes.

El cambio de imagen del papel y los nuevos valores, implicará una adaptación de los sistemas bancarios, ya que los cajeros automáticos deberán detectar a través de sus sensores la nueva textura del papel moneda. Según La Nación, el billete de 500 pesos será utilizado para abonar los aguinaldos y sueldos de julio y estará disponible de inmediato para cobrar en la ventanilla de los #Bancos; pero la extracción por medio de cajeros, tardará treinta días más.

Anuncios
Anuncios

El anuncio de la emisión  de los nuevos billetes se había realizado a mediados de enero de este año y la idea, en relación con la imagen, es representar la fauna autóctona #Argentina; por medio de figuras de animales de las diversas regiones del país, en lugar de próceres.

La circulación de los nuevos billetes producirá efectos positivos y negativos: desde el Banco Central (BCRA), conducido por Federico Sturzenegger, explican que el hecho de incorporar papel moneda de mayor denominación “es una necesidad práctica” para que los cajeros automáticos funcionen mejor y, a la vez, permite reducir el costo de traslado de efectivo. Además, por cada billete de 500 pesos que emita el Banco Central, ahorra un 80 por ciento en comparación, con seguir emitiendo sólo papel de 100 pesos.

En relación con los efectos negativos, según advierte el economista de la Fundación Libertad y Progreso, Federico Rouco, citado por Infobae; se encuentra el hecho de que cambiar de billetes por uno de mayor denominación, implica que “en vez de cobrar cinco billetes, ahora se cobra solo uno”. Esta cantidad menor de billetes es una causa de que “se perciba menor felicidad”, con lo cual la tendencia a ‘romper’ el billete de $500 podría ser muy menor y esto ralentizaría el consumo, explica Rouco.

Anuncios

No obstante, como rasgo positivo, Rouco considera que la decisión de lanzar los nuevos billetes junto con el aguinaldo es favorable, ya que este ingreso generalmente se consume, más allá de la denominación del billete.

Cabe destacar, que en octubre comenzarán a circular también los billetes de $200, los mismos tendrán como imagen a una ballena franca austral, declarada Monumento Nacional por una ley gubernamental argentina, en 1984. Asimismo, el próximo año llegará el nuevo billete de $1000, que tendrá la estampa de un hornero,  ave nacional de la Argentina, desde 1928.

A los efectos, desde el Banco Central, explicaron que el conjunto de nuevos billetes convivirá durante un tiempo con los que circulan actualmente. #Gobierno