En el marco de una ronda de prensa organizada por la corporación estatal rusa Rostec con periodistas de America Latina, Denis Manturov, Ministro de Industria y Comercio de Rusia, consideró que es un momento clave para consolidar las relaciones económicas entre países de América Latina. Al mismo tiempo, en cuanto a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea, lo definió como “un regalo que nos permitirá comenzar a desarrollar nuestra propia industria y salir de la dependencia de las importaciones de alta tecnología que todavía mantenemos”.

“Queremos consolidar las relaciones con América Latina, queremos intercambiar, adquirir bienes de capital y equipo sofisticado de esa región", de esta manera confirmo el ministro frente al grupo de periodistas de distintos países de Latino América; a la vez ejemplifico que con Brasil ya se está trabajando de esa manera, pues entre ambos ya existe una relación de intercambio internacional: Brasil provee al país Ruso de autobuses mientras que éste le suministra de helicópteros.

En cuanto a la República Argentina, Manturov estableció que existen negociaciones para la instalación de una planta de ensamblaje de camiones Kamaz. Aseguró que se trata de una negociación que posiblemente se concrete para el año entrante entre los socios de la región; Kamaz es la empresa fabricante de automóviles más grande de Rusia, que pertenece a la corporación estatal Rostec.

Por ello, el ministro ruso reafirmó que lo que se busca con este tipo de intercambios es “construir relaciones de desarrollo en conjunto que nos permitan trabajar en transferencia tecnológica de manera bidireccional”

Recordemos que por el conflicto que Rusia mantiene con Ucrania se rompieron las relaciones de intercambio económico que mantenía con la Unión Europea y los Estados Unidos; por ello durante los últimos meses se impusieron sanciones de manera recíproca.

Anuncios
Anuncios

Es decir, Rusia, durante los días del mes de agosto, decidió prohibir las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos provenientes de esos países, debido a las sanciones que anteriormente fueron establecidas por el gobierno norteamericano y de la Unión Europea.

Las nuevas sanciones impuestas contra Rusia se dieron a conocer durante el mes de septiembre y se sumaron a las anteriores; las medidas se centraron en el sector financiero energético y de defensa; según el comunicado que emitió el Departamento del Tesoro estadounidense, estas sanciones afectarían a empresas estatales y de defensa rusas, entre ellas al grupo Rostec. Vladimir Putin, presidente ruso, advirtió que esas sanciones perjudicarían a sus autores.