Una mujer que dio a luz inesperadamente en un crucero 4 meses antes de su fecha de vencimiento cuenta cómo sobrevivió su pequeño con la ayuda del personal médico hasta que el barco llegó al puerto.

Emily Morgan, de Ogden (Utah), dijo que los médicos no esperaban que su hijo Haiden pudiera sobrevivir, pero gracias a los pulmones fuertes, una incubadora improvisada y una llegada temprana en Puerto Rico, el bebé sigue con vida. Ahora está recibiendo atención en una unidad de cuidados intensivos neonatales en Miami.

Morgan, de 28 años, contó que el bebé tenía que nacer en diciembre, pero las contracciones se iniciaron el 31 de agosto durante un crucero de siete días por el Caribe.

Anuncios
Anuncios

Su médico había aprobado el crucero para celebrar el tercer cumpleaños de su hija, dijo Morgan, ya que aún quedaba mucho para que diera a luz.

"Me sorprende que el bebé haya sobrevivido", cuenta el honesto Dr. Bradley Yoder, director médico de la unidad de cuidados intensivos neonatales de la Universidad de Utah. El embarazo había ido sin incidentes, por lo que se sorprendió mucho cuando las contracciones comenzaron justo después de la mitad del recorrido de su embarazo. De hecho ella pensó que podría ser una falsa alarma.

Pero ella y su marido llamaron rápidamente al personal médico cuando vieron la sangre. Un médico a bordo del barco de Royal Caribbean le dijo que no podía dar a luz porque aún estaban a 14 horas hasta el puerto más cercano en Puerto Rico. Pero esto no era una opción, dijo Morgan. "Yo sabía que el bebé iba a venir".

Después de dar a luz los médicos le dijeron que había abortado y que debía descansar un poco, pero ella insistió en ver al bebé.

Anuncios

Unos 45 minutos más tarde, el personal médico dijo que el bebé había sobrevivido, pero que no se esperaba que viviera mucho tiempo más. Morgan dijo. "Voy a verlo, no me importa si está vivo o si está muerto".

La llevaron a su hijo recién nacido envuelto en toallas mojadas. Llevaba una máscara de oxígeno pequeña en su cara. "Estaba llorando, con un pequeño llanto débil," dijo ella. Estaba rosado, era una señal positiva de que sus pulmones estaban relativamente fuertes.

A medida que las horas pasaron, ella insistía en cambiarle las toallas por otras limpias y secas y ayudaba al personal calentado paquetes salinos a su alrededor para crear una incubadora improvisada. Utilizaron una toalla sanitaria para mantener la cabeza caliente y trataron de evitar el contacto con la piel sensible.

El capitán apresuró el viaje y llegó cerca de dos horas antes de lo previsto. Justo a tiempo porque le empezaban a salir puntos negros en los dedos que indicaban que su circulación estaba empezando a desvanecerse.

Anuncios

Dos ambulancias se apresuraron los llevaron al hospital y fueron trasladados a un hospital de #Niños en Miami unos días más tarde. 

Morgan dijo que estaba frustrado cuando inicialmente no la dejaron ver al bebé, pero ella cree que sólo estaban tratando de protegerla. "Haiden está haciendo buenos progresos", dijo Morgan. Está comiendo leche materna a través de una jeringa en un tubo que va hacia el estómago - 2 cucharadas a la vez cada 90 minutos.

Tendrá que estar en el hospital hasta la fecha de vencimiento, 19 de diciembre.

Aún no se sabe bien lo que causó que saliera de cuentas antes de hora pero los médicos han dicho que podría haber estado relacionado con la deshidratación, un cambio de elevación o de las diferentes temperaturas en el mar. #Salud