No hace muchos meses la Fundación Pablo Neruda de Santiago de Chile lanzó el anuncio de que se habían encontrado 21 originales inéditos del poeta Pablo Neruda. Neruda, a día de hoy, sigue siendo uno de esos poetas que despierta absolutas pasiones entre sus lectores, tan volcánicos como lo fue el premio Nobel y, de hecho, 40 años después de su muerte, son legión los que siguen buscando textos que tengan que ver con la vida del genial chileno, firmas, dedicatorias, cualquier línea cuya autoría se le pueda atribuir.

Por tanto, no es de extrañarse que la aparición de un número tan alto de textos desconocidos haya supuesto un verdadero movimiento sísmico entre los admiradores de su obra.

Anuncios
Anuncios

En palabras del poeta catalán y prologuista de esta nueva publicación, Pere Gimferrer, se trata del "mayor hallazgo de las letras hispanas en los últimos años". Un acontecimiento de talla universal.

Los textos aparecieron poco a poco cuando la Fundación se embarcó en la compleja tarea de crear un catálogo de sus escritos. Estos se hallaban custodiados en una bóveda blindada, cuidadosamente cuidados para garantizar su conservación, pero se trataba de miles de documentos. El equipo fue encontrando poema tras poema en una búsqueda y catalogación paciente y difícil. De hecho los poemas estaban semiescondidos, escritos en el dorso de programas musicales, menús de restaurantes o junto a otros poemas ya conocidos. Estaban también llenos de correcciones y tachaduras lo que añade un nuevo valor a su estudio para saber cuales son los pasos que el poeta sigue desde el inicio de la creación del poema hasta darlos por definitivos.

Anuncios

De igual modo, es de interés para los estudiosos plantearse la incógnita de por qué el poeta, en vida, no los llegó a hacer públicos. A pesar de que fue su tercera mujer la primera responsable de bucear en la obra del poeta para localizar los posibles inéditos, estos 21 se le pasaron desapercibidos, lo que es curioso porque incluso seis de ellos están dedicados a ella. Los 21 poemas, con el prólogo de Pere Gimferrer, se publicaron el verano pasado en Chile y en el mes de enero verán la luz en el resto de países de habla hispana. #Libros