Ya se puede adquirir lo nuevo de Between The Buried And Me, el séptimo disco de la banda de Carolina del Norte, denominado Coma Eliptic.



La banda de Metal Progresivo, que supo sacudir a todo el circuito de musica progresiva durante el año 2007 con la salida de su cuarto disco Colors, saca este nuevo disco, bajo una gran expectativa por parte de la critica especializada.



¿Que pasa en la mente o mejor dicho, que actividades ocurren dentro de la mente de un paciente en estado de coma?¿Como puede reaccionar esta persona, cuando las actividades de su cerbero son mínimas? Las respuestas, se tratan de responder en el nuevo disco de estudio de la banda norteamericana.La apuesta es arriesgada y novedosa, bienvenidos al Coma Elíptico.



Parte de la concepción de la idea del disco se basa en la experiencia personal de Michael Gregoris, mejor conocido como Biconderopus, un paciente que según la informacion recolectada de la prestigiosa revista americana Scientific American en 2011, se ofrecio como voluntario para que científicos puedan estudiar su cerebro y actividades neuronales bajo un estado autoinducido de vida, monitoreado en un lapso de 45 días.

Anuncios
Anuncios

Esta opera Rock se despega un poco de sus anteriores discos, se puede percibir que la banda quiere dejar de lado un poco el sonido pesado que tanto los caracteriza para pasar a experimentar en territorios de dominios mas armónico, acá no hay mucho lugar para las guitarras pesadas, se percibe una dejaz de parte de las mismas, salvo en partes culmines y es ahí en donde destaca la importancia del instrumento.

Con la voz pasa algo parecido, el registro del cantante Tommy Rogers, escapa un poco del terreno gutural, para tratar de sacar a relucir su voz mas popera, por decirlo de alguna manera.



La musica maneja el virtuosismo que el grupo ya nos tiene acostumbrados, por momentos recuerda mucho al Dream Theater de Metropolis Pt. 2: Scenes From a Memory, alcanzando su punto alto del disco con la canción Memory Palace, una oda de casi 10 minutos a los recuerdos que una persona puede tener del sueño.



Hablando de la parte lírica y aunque el concepto pueda parecer muy difícil de abarcar, estamos ante su album mas redondo desde el antes mencionado Colors del año 2007, las letras acompañan muy bien a la parte de intrincados sonidos matematicos que la agrupación maneja.



Solamente nos queda dejarnos empapar por esta nueva joyita del metal progresivo y esperar que el tiempo la deje en el pedestal que merece estar.

Anuncios

#Arte #Estudios #Música