El Real Madrid ha tenido un año plagado de éxitos en lo deportivo y en lo económico. Lo que más interés da a los aficionados es lo deportivo y la consecución de la ansiada décima Copa de Europa ante el máximo rival de la capital, el Atlético de Madrid, fue la principal victoria de un año que ha sido en general inolvidable para el equipo madrileño.

Ancelotti llegó casi de puntillas como técnico en 2013 relevando a un Mourinho que no ganó muchas cosas con el Real, pero que llenó páginas de periódicos con sus guerras de todo tipo, ya fueran árbitros, entrenadores como Guardiola, Vicente del Bosque u otros colegas de profesión.

Anuncios
Anuncios

Todo un carácter que además relegó a Iker Casillas al banquillo y provocó una fractura social importante en la parroquia madridista.

Los meses han pasado y este técnico está llenando al club blanco de títulos y la relación con el F. C. Barcelona y la prensa se ha suavizado en un porcentaje muy alto. Atrás ha quedado una época de brusquedades y en la cual el #Fútbol como espectáculo quedaba atrás.

La liga española parece accesible este año, el mejor nivel del equipo junto con un Atlético menos fuerte (habrá que ver lo que aporta su nuevo fichaje, Fernando Torres) y sumado a un F. C. Barcelona reconstruyéndose le dan buenas posibilidades de alzarse con el título. En la Copa del Rey tendrá sus opciones intactas, así como en la Champions, donde tendrá los mismos rivales fuertes de todos los años.

Anuncios

Así pues, el club que preside Florentino Pérez encara este 2015 lleno de ilusión y confianza en poder repetir la hazaña del año pasado e incluso ganar la liga española. El tiempo dirá si una de las mejores plantillas de la historia del club español conseguirá ganar la Champions por segunda vez consecutiva. Reto complicado pero que está al alcance de un equipo que tiene mucha hambre de ganar y representada sobre todo por su líder, un Cristiano Ronaldo que tiene la misma hambre de títulos que cuando tenía 20 años. Ambición y trabajo serán las metas para los blancos en este 2015.