El presidente #Macri junto con la gobernadora Maria Eugenia Vidal protagonizaban un acto en un barrio carenciado de Mar del Plata cuando militantes kirchneristas de ultra derecha de la agrupación hijos los agredieron con piedras e insultos.

Macri Basura, sos la dictadura” era el eslogan que gritaban los jóvenes de marcada tendencia golpista frente al discurso del presidente, tapando su voz y interrumpiendo el acto frente a una mayoría de la población lugareña que quería prestar atención y participar del acto. A las lejanías del lugar manifestantes quemaban gomas y llevaban carteles en reclamo por la falta de gas, que atribuían el mismo a la “pesada herencia de tu padre” refiriéndose al presidente, y no a la falta de obras y el robo de dinero público ejecutado por el kirchnerismo durante 12 años.

El mismo acto se realizo en el barrio Belisario Roldán, donde el presidente presentaba un programa de urbanización para zonas carenciadas denominado Plan Nacional Hábitat, pero rápidamente tuvo que interrumpir su acto y refugiarse se las agresiones de los golpistas locales los cuales  avanzaban al grito de “Vamos a luchar, Macri sus una basura, sos la dictadura

Tenemos que poner energía evitar agresiones y reconstruir el país” fue parte del corto discurso de Macri, antes de que las agresiones se acercaran al punto de que el presidente y la gobernadora cancelaran el acto y se refugiaran en una camioneta mientras la policía tuvo que reprimir a los manifestantes mientras continuaban las agresiones con lanzamiento de piedras e insultos varios.

Anuncios
Anuncios

La agrupación hijos a la que pertenecían los militantes supuestamente es una organización en post de la defensa de los derechos humanos, y la lucha contra la impunidad, sin embargo los mismos afirmaron tener afinidad con la ultra derecha kirchnerista, el mismo Luis D’elia se adjudico el liderazgo de las agresiones, y justifico las mismas en respuesta a la persecución judicial de Hebe de Bonafini, quien se niega a declarar por los millones desaparecidos.

Sin duda los niveles de violencia y agresión del Kirchnerismo aumenta cada dia mas, y su intención de derrocar a Macri se hace evidente, es necesario que el gobierno tome medidas frente a los golpistas para erradicar las células antidemocráticas de ultra derecha.