Fernando Niembro fue denunciado por hacer contrataciones irregulares y directas con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y recibir entre el año 2012 y 2015 alrededor de 20 millones de pesos. El candidato a diputado nacional por el PRO creó, junto con Atilio Meza, la empresa “La Usina Producciones S.R.L.” y la misma logró, según el periódico “Tiempo Argentino”, 170 contrataciones en los últimos tres años y no publicó ninguna en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires.

Niembro, ex accionista de “La Usina”, afirma que recibía cada uno de esos contratos por presentarse a un concurso de precio, donde ganaba el que ofrecía mayores descuentos.

Anuncios
Anuncios

Pero luego salió a decir que obtuvieron los contratos por licitación. El periodista se contradijo o se equivocó de término, porque la diferencia entre licitación y concurso de precio es que la primera garantiza, mediante publicidad, que haya varias empresas que puedan postularse para obtener una de las licitaciones, mientras que cuando se habla de concurso de precio lo que se hace es seleccionar a las empresas que van a competir por una licitación, no es para cualquiera. Por ejemplo, se seleccionan tres empresas de doscientas que ofrece el mercado, y sólo esas tres compiten por el puesto.

La oposición sostiene lo contrario: que gran parte de los contratos, en lugar de ser por concurso de precio o licitación, son por contratación directa. No hubo ni uno ni otro. Y peor aún, no fueron publicadas en el Boletín Oficial.

Anuncios

Según el informe de contrataciones de la empresa “La Usina Producciones S.R.L.”, en 2015 tuvo 10 contrataciones directas, en 2014 obtuvo 21, en 2013 un total de 94 y en 2012 figuran 15 por contratación directa.

Esto es otra guerra discursiva entre el PRO y su oposición. Uno dice una cosa y otro sostiene otra totalmente distinta. Macri, en defensa de su candidato, sostuvo que “Es todo legal, transparente, no hay nada extraño, por eso estamos muy tranquilos. El gobierno de la ciudad compró servicios de calidad y a precios competitivos”. El propio Niembro definió la denuncia como “campaña sucia” en contra de su candidatura y afirmó que el oficialismo no quiere que haya un cambio en el país. Además, el periodista deportivo asegura que los convenios realizados entre “La Usina” y el Gobierno de La Ciudad son legales. Las declaraciones de los del PRO son totalmente opuestas a las causas por las cuales se hizo la denuncia. Es una constante de todo discurso político: criticar al otro para mostrar el posible cambio; o mostrar lo bueno, sin mencionar lo malo, para continuar con lo establecido.

Anuncios

Es algo más de lo mismo.

Una plataforma social llamada “Q Social Now” dice que la denuncia puesta contra Niembro ha hecho que “Cambiemos”, el partido de Macri, sume comentarios negativos en las redes sociales. Supuestamente, el PRO es “el cambio”, el partido que propone una mejor administración de los servicios estatales y apunta a terminar con la pobreza, el narcotráfico y la corrupción. Y aparece el caso Niembro. Parece ser contradictorio, pero no lo es. La situación es así y en el PRO se sintió.

#Argentina #Corrupción en Argentina