Más de 160 millones de pesos gasta el #Gobierno Nacional en la gestión de #Redes Sociales, como ya hemos expresado varias veces desde este medio, el presidente Mauricio Macri llegó al poder, en gran medida, por el excelente uso que le dio a las mismas, si bien no debemos quitarle merito al trabajo territorial que le puso en bandeja la Unión Cívica Radical. Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat al servicio de un cuerpo especial de difusión que responde a las personas más allegadas al presidente.

Este cuerpo especial de difusión tiene un presupuesto de 163 millones de pesos, de los cuales ya lleva gastados unos 33 millones, una suma enorme comparado con la suma que utilizó en el ultimo año el gobierno anterior de Cristina Fernandez de Kirchner, que fue de 88 millones. La Subsecretaría de Vinculo Ciudadano se encarga de las cuentas institucionales, como Casa Rosada, dirigida por Guillermo Riera, con un plantel de 88 personas, dependiendo de Comunicación de Presidencia. 

Las cuentas de Mauricio Macri, en cambio, están manejadas por Fernando de Andreis, con un equipo de 10 personas, donde se encuentra un experto en redes, una persona que maneja las claves de las cuentas de Twitter y Facebook, un encargado del organigrama y una persona de filmar al presidente en todo momento y es el encargado de administrar la cuenta presidencial de Snapchat.

Durante la campaña presidencial este cuerpo especial de redes aprendió lo importante que es tener una base de datos, es por eso el apuro de la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña, de apoderarse de los datos contenidos en la #ANSES, el PAMI, lo que les permite tener información de gran parte de los argentinos, que les permitirá mandar propaganda oficial en forma personalizada, según educación alcanzada, estado civil, si tienen hijos, si están alcanzados por algún programa estatal, zona geográfica, ocupación, etc. De allí la preocupación  de gran parte de la oposición ya que dice que viola la Ley de Protección de Datos Personales.

La idea es poder comunicarse en forma más directa con las personas, la idea es evitar la intermediación que hay hoy día por la televisión, los diarios, las radios, encargadas en este momento de la difusión de los actos de gobierno, la minimización de los errores, desmentidas oficiales e incluso como vemos, la utilización de programas de Tv, para demonizar a la gestión anterior, avivar escándalos, que logra en muchos casos, que la opinión pública esté ocupada más ese tipo de asuntos, que en otros, por ejemplo, los casos de corrupción de funcionarios del actual gobierno. 

Una vez logrado administrar toda esta enorme masa de datos nacionales, se pretende reemplazar a estos medios de comunicación, con mails personalizados, mensajes en las redes sociales particulares, con toda la publicidad que al Gobierno le parezca pertinente compartir, incluso descargos por acusaciones que surgan y por supuesto, llegado el tiempo de campañas electorales, la instalación de sus candidatos, todo gracias la enorme suma de dinero, millones de pesos, que el presidente Macri, destina para tal fin.