Con la canilla cerrada sobre el flujo de la pauta oficial, el #Gobierno de Mauricio Macri logró hacer una de sus mejores apuestas políticas en el campo mediático, a la mitad de sus adversarios mediáticos los elimino, a una parte los ha asfixiado y a la mayor parte de los medios de comunicación los tiene recibiendo migajas de la pauta macrista, como muchas veces, los medios hacen lo mismo de siempre, ayudando al ganador con el fin de que haya gobernabilidad y de paso tener algún pedazo de poder que les de ganancias.

Y es que tuvo mucho que ver el apoyo de la mayoría de los medios, enfrentados con el kirchnerismo, para que pudiera ganar #Macri una elección impensada. Es por ello que ninguno de ellos van a desgastar tan rápidamente al gobierno, es por ello que dedican a mostrar a la gestión de los Kirchner como el más corrupto de la historia, mientras se muestra a Sergio Massa o a Juan Manuel Urtubey como una alternativa política a la que proyectar y sacar beneficios en el futuro.

 Pero también, se ha puesto difícil el panorama laboral para los trabajadores de la información. Las posibilidades de trabajar se han reducido, se han perdido más de 1000 puestos de trabajo en tan solo 6 meses. fue "el peor Día del Periodista desde la vuelta de la democracia" ha dicho Fernando Dondero, que trabaja en el diario Página 12.  Además disminuyeron las chances para discutir temas. Con la caída de los medios "K",  el periodismo se dedica a ser una repetidora de Comodoro Py. Las causas judiciales que antes dormían en los cajones de los jueces, de repente aparecen, mostrando a estos jueces como los defensores de la honestidad y la transparencia.

La victoria política del Grupo Clarín, que estuvo en plena guerra mediática durante los últimos 8 años, se nota en las mediciones de audiencia de Radio Mitre, que está primera en el ranting, siendo escuchada por más de un millón de personas, triplicando a la competencia, a Del Plata , La Red, y Radio 10

Basándonos en los números del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), aproximadamente 10 mil personas trabajan en prensa, radio y televisión, con el triunfo de Macri, quedaron muchos periodistas despedidos y muchos patrones que ganaron mucho dinero, decidieron escaparse. El ejemplo más conocido es el Grupo 23 de Szpolski y Garfunkel, pero no fue el único, en Miradas al Sur 24 personas fueron despedidas sin cobrar un peso, el Grupo Indalo dejó sin trabajo a 110. Tiempo Argentino, se ha logrado mantener, gracias a convertirse en una cooperativa y al esfuerzo impresionante de 110 trabajadores.

Aunque desde Cambiemos quieran mostrar que la crisis la tienen solo los medios "kirchneristas", la verdad es que las dificultades no distinguen de "macristas o anti macristas", y los contenidos que circulan por internet, más la pocas ventas de los diarios y revistas, contribuyen a ello. Hay en los grandes medios bajas permanentes de trabajadores que no son reemplazados, sea por jubilaciones anticipadas o despidos, como en La Nación, Clarín y Perfil. 

El kirchnerismo pensó que los medios serían otra cosa, durante los últimos años, periodistas jóvenes  entraron a los medios públicos y privados, donde hubieron muchas oportunidades para desarrollarse en los lugares en los que se sentían identificados con la linea editorial. Ahora, las cosas han cambiado, con Hernán Lombardi, los medios públicos se están nutriendo de periodistas que vienen de los multimedios, se vuelve a lo que era la comunicación antes de la llegada del kirchnerismo. #Cristina Fernández de Kirchner