El vino no sólo es exquisito, también contribuye al buen aspecto de la piel, pues la mantiene suave y ayuda a eliminar toxinas.

La vinoterapia surgió en Francia, cuna de los mejores vinos del mundo, pero en la actualidad, gracias a sus increíbles y bondadosos resultados, se ha extendido por todo el mundo. Hoy, esta terapia puede encontrarse en cualquier SPA, pero ¿por qué es tan buena esta terapia?

El vino tiene propiedades rejuvenecedoras pues es un agente neutralizador de los radicales libres, su acción rejuvenecedora viene de sus propiedades antioxidantes que reducen la aparición de manchas, arrugas y líneas de expresión en el contorno de los ojos, además hidrata, tonifica y resconstruye las células de la piel dejándola tersa y manteniéndola tonificada por horas.

Anuncios
Anuncios

La uva tiene un elevado contenido en polifenoles, unos compuestos químicos caracterizados por su alto poder antixidante. Gracias a ellos es posible inhibir los efectos negativos de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular que produce la aparición de arrugas.

La vinoterapia es uno de los tratamientos alternativos más completos que hay pues además de rejuvenecer la piel, tonifica y reafirma los glúteos y los senos. Como relajante es magnífico pues utilizándolo como vino, como pulpa de uva o convertido en aceites esenciales aporta una sensación de relajación única.

Para sentir un auténtico placer, según Estrella Puyol, directora de un centro de estética español, se puede realizar un masaje corporal con uvas rojas, iniciando antes con una exfoliación complet. Este tratamiento alternativo, natural y sumamente benéfico, ayuda a detener los efectos de los radicales libres causantes del envejecimiento de la piel y mejora la circulación sanguínea.

Anuncios

Pero además de estos beneficios está indicado en problemas de acné, colesterol alto, dolores musculares, estrés e incluso várices.

Los flavonoides presentes en la uva y sus derivados también tienen efectos antioxidantes; además, aumentan la resistencia capilar. Y sumado a los beneficios antes mencionados, a la vinoterapia se le atribuyen diversos efectos: #Belleza

  • Retrasa el envejecimiento celular, aportando energía a la piel
  • Mantiene su elasticidad y firmeza.
  • Ayuda a la circulación sanguínea
  • Es un relajante natural
Por esto y por muchas razones más vale la pena probar la vinoterapia. ¡Salud!