La fangoterapia es una técnica alternativa de Belleza que aporta gran cantidad de minerales a la piel y al cuerpo, ayudándolo así, no solo en lo exterior, sino desde adentro. El hierro, potasio y azufre, entre otros minerales del fango, ayudan a prevenir los radicales libres.

Anuncios
Anuncios

Es muy recomendable en invierno, cuando la piel está expuesta al frío.

El magnesio, uno de sus componentes, da firmeza y elasticidad a la piel, el cobre y el zinc regeneran el colágeno y elastina que se pierden con la edad; el cobalto, arrasa con las células muertas y el selenio activa el sistema circulatorio. Así, la unión de estos mágicos y naturales elementos dan vitalidad a la piel, renovándola y rejuveneciéndola .

Beneficios de la fangoterapia

Ayuda a desinflamar las articulaciones, a erradicar los dolores musculares, los golpes, artritis, luxaciones y traumas óseos. Cicatriza heridas leves, absesos, quemaduras, piquetes de insectos, úlceras, entre otros. Retrasa el envejecimiento combatiendo la piel seca y deshidratada al arrasar con las células muertas, y desaparecen las manchas. Limpia profundamente el cutis.

Fangoterapia, belleza desde la Tierra
Fangoterapia, belleza desde la Tierra

Es un excelente tratamiento para el acné pues consigue hacer un pulido profundo sin agredir a la piel y favorece la reproducción celular. Ayuda a bajar de peso ya que atrae los líquidos a la superficie, mejora el sistema digestivo y combate la celulitis.

Aplicación

La fangoterapia se aplica directamente sobre la piel de muchas maneras y puede ser a través de baños, masajes, envolturas o compresas, y dejarlo actuar siempre durante 30 o 40 minutos hasta que seque.

Anuncios

Solo de ese modo obtendrás los resultados que buscas. Una vez que la terapia haya terminado, debes volver a reposar, pues este tipo de de tratamientos llega a lo profundo de la piel, removiendo incluso, parte de tu metabolismo.

Cuando se utiliza como tratamiento estético es bueno complementarlo con masajes hidratantes y de drenaje. Vale la pena mencionar que aunque se trata de un tratamiento externo de belleza, debe ser aplicado con cuidado y bajo las manos de expertos, ya que si el fango se aplica en más del 50 por ciento de la superficie de la piel, se pueden llegar a presentar cambios en la frecuencia cardíaca o respiratoria debido a la estimulación que provoca esta terapia.

Haz clic para leer más