Un estudio publicado en la revista Cáncer, ha identificado ocho "reveladores" signos que indican cuándo un paciente terminal se encuentra en el último tramo de su enfermedad. El Dr. David Hui, científico involucrado en la investigación, explicó por qué los resultados son tan novedosos:

Los #Estudios anteriores, dijo, se centraron en "personas que fueron reconocidas como moribundas, así que hay un sesgo potencial en este modelo". En este caso, los investigadores de la Universidad del Centro Oncológico MD Anderson de Texas, observaron a sus pacientes dos veces al día, monitoreando 52 signos físicos y cognitivos. Esto lo llevaron a cabo desde el momento en que fueron ingresados ​​a una de las dos unidades de cuidados paliativos, sin saber si el paciente moriría o sería dado de alta.

Anuncios
Anuncios

De los 357 casos estudiados, el 57 por ciento falleció, y en los tres días previos a su muerte, todos ellos presentaron ocho de esos 52 síntomas.

Los autores publicaron esta gran revelación que tiene trascendencia mundial porque, a partir de ahora, los médicos y los familiares podrán saber a qué se enfrentan cuando una persona es hospitalizada en grave estado a causa del cáncer.

Estos son las señales, de acuerdo con el estudio, que se observaron comúnmente en los tres últimos días de la vida:

  1. Pupilas no reactivas,
  2. Disminución de la respuesta a los estímulos verbales,
  3. Disminución de la respuesta a los estímulos visuales,
  4. Incapacidad para cerrar los párpados,
  5. Caída del pliegue nasolabial (el pliegue de piel que va desde la esquina de la nariz a la boca, es decir, "líneas de expresión"),
  6. Hiperextensión del cuello,
  7. Gruñidos de las cuerdas vocales, y
  8. Hemorragia digestiva alta.

"Conociendo estos síntomas se sabría que la muerte es inminente y ello proporcionaría más información para que los médicos puedan planificar adecuadamente los pasos a seguir", explicó Hui.

Anuncios

Por ejemplo, que los familiares permanezcan en el hospital para acompañar al paciente en sus últimos momentos, y que ambas partes tengan la posibilidad de despedirse de sus seres queridos.

Por otra parte, y desde un punto de vista clínico, "el tiempo y los recursos" también podrán ser ajustados, por ejemplo, poniendo fin a análisis clínicos diarios, informó el Medical News Today.