La mañana del martes 4 de agosto comenzó revolucionada para los fanáticos de ‘Esperanza Mía’ ya que el diario Crónica publicó en su tapa una noticia que confirmaría un romance entre #Lali Espósito y #Mariano Martínez, quienes dan vida a Esperanza y al Padre Tomás en la novela de Canal 13.

 

La noticia publicada por el matutino causó sorpresa por el lado de la joven actriz, cantante y ex Teen Angels ya que nada parecía indicar una crisis de pareja con su novio Benjamín Amadeo, actor y músico, quien el fin de semana finalizó su temporada teatral porteña en la obra ‘Casa Fantasma’, liderada por Pedro Alfonso, quien también actúa en ‘Esperanza Mía’.

Anuncios
Anuncios

 

A pesar de la diferencia de edad (Lali tiene 23 años y Benjamín 31), los exitosos artistas llevan cinco años de relación y, aunque fomentan un perfil bajo, siempre han demostrado afecto y apoyo a la hora de declarar sobre la relación personal y profesional que mantienen e incluso han manifestado admiración mutua por sus respectivos trabajos.

 

La vida de pareja de Mariano Martínez venía un poco más tumultuosa. El año pasado se separó momentáneamente de su esposa, la modelo Juliana Giambroni, casada con el galán desde el año 2012 y madre de sus dos pequeños hijos: Olivia y Milo. Pero Mariano Martínez volvió a brillar de felicidad al reconciliarse con su mujer poco tiempo antes del debut de #Esperanza Mía, en abril. Sin embargo, los rumores de una nueva y definitiva separación volvieron a rondar desde hace unas semanas, y hace tiempo que al actor no se lo ve en compañía de su esposa, aunque sí asistió con sus hijos a varios espectáculos infantiles durante las vacaciones de invierno.

Anuncios

 

Pese a que no hubo confirmación de una relación amorosa por parte de Lali Espósito ni de Mariano Martínez, excepto la que mantienen sus personajes en la ficción de la producción de Pol-ka, el diario Crónica informa que son muy frecuentes los encuentros de ambos en el camarín de la actriz y que los sentimientos prohibidos de Esperanza y Tomás se habrían vuelto reales. Esto confirmaría que, una vez más, la realidad puede superar a la ficción.

 

Quizás las extensas jornadas de grabación, la química y la personalidad de los actores haya generado que esa chispa traspase la pantalla chica. Habrá que esperar si sus protagonistas, en la televisión y en la vida, pronto nos brindarán la confirmación de su romance, para alegría de las “tomanzas”, las fanáticas de esta envidiable pareja.